Desde este próximo lunes, 23 de septiembre, y hasta el sábado 28, se celebra en varios puntos del territorio nacional la Semana de los Alimentos Ecológicos, una iniciativa del MAGRAMA que quiere destacar la importancia de este tipo de alimentos dentro de una alimentación variada y equilibrada, así como la repercusión positiva que su producción […]

Desde este próximo lunes, 23 de septiembre, y hasta el sábado 28, se celebra en varios puntos del territorio nacional la Semana de los Alimentos Ecológicos, una iniciativa del MAGRAMA que quiere destacar la importancia de este tipo de alimentos dentro de una alimentación variada y equilibrada, así como la repercusión positiva que su producción tiene sobre el medio ambiente.

A esta campaña se ha sumado también la Comunidad Foral de Navarra, que llevará a cabo sus propias actuaciones, y se organizarán actos de promoción en Logroño, Murcia y Almería.

A lo largo de la Semana se realizarán las siguientes actividades, que incluyen una visita a una explotación y una empresa de producción ecológica, una acción formativa en una Escuela Vivero y diversos actos promocionales en hipermercados, supermercados y restaurantes.

Tendrán lugar también una serie de acciones en hostelería, con restaurantes que ofrecerán a sus clientes tapas y platos de alimentos ecológicos en sus cartas, y una degustación de productos ecológicos en Madrid el sábado 28 de septiembre.

La producción ecológica en España

España cuenta con más de un cuarto de siglo de experiencia en la regulación de la producción de alimentos ecológicos y ocupa el primer puesto de la Unión Europea en superficie dedicada a este sector, con una gran variedad de cultivos y explotaciones. Reúne también unas condiciones óptimas para el desarrollo de este tipo de agricultura, gracias a una climatología favorable, la variedad de tradiciones y ámbitos agrarios, y los sistemas extensivos de producción que se aplican en un gran número de cultivos.

En los últimos años ha habido un significativo aumento en el número de empresas que apuestan por este tipo de industria, lo que demuestra que la apuesta por la integración con el medio y una diferenciación de la producción que valoriza los productos, han abierto un nicho de mercado a muchos agricultores.

Para garantizar su calidad, los productos ecológicos, también llamados biológicos u orgánicos, se deben identificar por su etiquetado, siendo obligatorio que lleven impreso el código numérico de la autoridad u organismo de control que certifica que el producto es ecológico, el logotipo comunitario y una mención referente al lugar donde se han obtenido las materias primas.

 

Artículos relacionados

El irresistible encanto de lo ‘eco’

Carlo Petrini, fundador de Slow Food, galardonado por la ONU

Alemania, buen cliente para los alimentos ecológicos

La alimentación ecológica se muestra en Galicia

Ayudas a la producción ecológica

Ruta de la Tapa Ecológica en Jaén

La buena vida, ecológica y de proximidad

Huertos terapéuticos en residencias de mayores


{jathumbnail off}