Investigadores de la Universidad de Cornell han encontrado evidencias de una variación genética —un alelo— que habría evolucionado en poblaciones que históricamente han favorecido las dietas vegetarianas, como en la India, África y partes de Asia oriental. También descubrieron una versión diferente de este gen adaptado a una dieta marina, descubierto entre los esquimales de Groenlandia, quienes principalmente consumen pescados y mariscos.

El ‘alelo vegetariano’ al que se refieren los investigadores de la Universidad de Cornell (Ithaca, Nueva York, Estados Unidos) habría evolucionado en poblaciones que, durante cientos de generaciones, han seguido una dieta basada en plantas.

La adaptación permite a estas personas procesar eficientemente los ácidos grasos omega-3 y omega-6 y convertirlos en compuestos esenciales para el desarrollo temprano del cerebro y, en el caso de alejarse de una dieta equilibrada en omega-6 y omega-3, podría hacerles más susceptibles a aumentar el riesgo de enfermedades del corazón y cáncer de colon.

En poblaciones esquimales de Groenlandia, los investigadores descubrieron que una adaptación previamente identificada es opuesta a la encontrada en las poblaciones vegetarianas desde hace mucho tiempo: mientras que el alelo vegetariano tiene una inserción de 22 bases (una base es un elemento fundamental del ADN) dentro del gen, se encontró que esta inserción estaba eliminada en el alelo de pescado y mariscos.

Ejemplo de adaptación local

“El alelo opuesto es probablemente lo que da lugar a la adaptación en los Inuit (pueblos esquimales)”, asegura Kaixiong Ye, coautor principal de un artículo sobre este tema publicado en la revista Molecular Biology and Evolution (Biología Molecular y Evolución). Kaixiong Ye es un investigador postdoctoral en el laboratorio del profesor Alon Keinan, profesor asociado de estadística biológica y biología computacional, y el otro coautor del artículo.

“Nuestro estudio es el primero en conectar un alelo de inserción con las dietas vegetarianas, y la supresión del alelo en una dieta marina”, afirma Kaixiong Ye.

Por su parte, el profesor Alon Keinan comenta: “Se trata del ejemplo más interesante de adaptación local que he tenido la suerte de ayudar a estudiar. Varios estudios han señalado a la adaptación en esta región del genoma. Nuestros análisis se combinan para mostrar que la adaptación está impulsada por una inserción de un pequeño trozo de ADN del que sabemos su función. Por otra parte, en el caso de los Inuit de Groenlandia, con su dieta basada en productos marinos ricos en ácidos grasos omega-3, podría haberse convertido en perjudicial”.

El artículo completo de la Universidad de Cornell sobre este tema puede consultarse en esta dirección y la documentación científica que acompaña a la investigación, en esta dirección.

Resumen
Título
Ser, o no, vegetarianos podría estar en nuestros genes
Descripción
Investigadores de la Universidad de Cornell han encontrado evidencias de una variación genética —un alelo— que habría evolucionado en poblaciones que históricamente han favorecido las dietas vegetarianas.
Autor