La manzana es una de las frutas más populares, con más de siete mil quinientas variedades cultivadas a lo largo de todo el mundo, en los cinco continentes. Rojas, amarillas, verdes, con diferentes sabores, aromas o texturas, pero con algo común: todas ellas son una fuente de vitaminas y proteínas esenciales para la salud.

A pesar de que las manzanas no son todas iguales, los métodos de cultivo de los más de mil setecientos agricultores a del Valle de Val Venosta —en la parte occidental del Tirol del Sur, en Italia—, que cada año producen una media de trescientas veinticinco mil toneladas, aseguran su calidad y crecimiento con técnicas de cultivo naturales de manera uniforme. Cada variedad es diferente y juntas destacan por su forma, color, aroma, textura, pero, sobre todo, por su sabor y procedencia singular del Paraíso de las Manzanas.

Y es que las manzanas pueden contener hasta trescientos sabores diferentes, además de una enorme diversidad aromática. Entre sus características principales, además de ser una fruta deliciosa y uno de los alimentos más completos, es que son adecuadas para tomar diariamente y en varios momentos de consumo: desayuno, postre, merienda, tentempié, pero también en la cocina, en elaboraciones de repostería o en platos tan sugerentes como esta Tarta de cacao con crema de ricotta y manzanas Val Venosta, una receta ofrecida por Val Venosta Süditrol.

Tarta de cacao con crema de ricotta y manzana

INGREDIENTES

Para la masa quebrada

  • 250 g de harina
  • 30 g de cacao amargo
  • 90 g de azúcar
  • 120 g de mantequilla fría
  • 1 huevo
  • 1 yema
  • Una pizca de sal

Para el relleno

  • 350 g de queso ricotta
  • 90 g de azúcar
  • 2 yemas de huevo
  • 3 manzanas Golden Delicious
  • Mermelada de albaricoque (cantidad suficiente)

ELABORACIÓN

Para la masa, en un tazón disponemos el azúcar con la harina, una pizca de sal y el cacao. Añadimos el huevo entero más la yema y revolvemos con un tenedor. Incorporamos la mantequilla fría cortada en trozos, y vamos amasando con las manos hasta obtener una masa suave y homogénea. Cuando esté, la cubrimos y dejamos reposar en la nevera por mínimo 30 minutos.

Mientras tanto preparamos la crema de queso ricotta: en un bol batimos los huevos con el azúcar, añadimos el queso ricotta y removemos para obtener una mezcla sin grumos.

Sacamos la masa de la nevera y la extendemos sobre una superficie ligeramente enharinada, hasta que quede de un espesor de 4 a 5 mm.

Colocamos la masa estirada en un molde para tartas con un diámetro de 20-22 cm o cubierto con papel de aluminio dejando que los bordes tengan un par de cm de altura, quitando el exceso de masa. Perforamos la base con un tenedor, vertemos la crema de queso ricotta y la esparcimos con una cuchara. Dividimos las manzanas por la mitad, quitamos el corazón, hacemos rodajas y las colocamos en el pastel.

Horneamos a 180 °C durante 30 minutos y, cuando la tarta ya esté cocinada, pincelamos la superficie con la mermelada de albaricoque.

Tarta de cacao con crema de ricotta y manzana
80%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Tarta de cacao con crema de ricotta y manzana
Publicado el...