La gastronomía parece haberse convertido en el único sector que logra situarse al margen de la crisis económica y en el que no sólo no existe la palabra recesión sino que, por el contrario, siguen desarrollándose nuevos y costosos proyectos de inversión, que están dando lugar a propuestas con muy buena aceptación por parte del […]

La gastronomía parece haberse convertido en el único sector que logra situarse al margen de la crisis económica y en el que no sólo no existe la palabra recesión sino que, por el contrario, siguen desarrollándose nuevos y costosos proyectos de inversión, que están dando lugar a propuestas con muy buena aceptación por parte del gran público.

Así lo demuestra el rotundo éxito obtenido en Madrid primero por los mercados de San Miguel y San Antón, y más recientemente por el nuevo espacio Gourmet Experience creado en el Corte Inglés de Castellana hace apenas unos meses. Todos ellos grandes espacios dedicados a la gastronomía, que además se encuentran ubicados en lo más céntrico de la capital.

Ahora le toca el turno a Isabela, el nuevo gran centro gastronómico de Madrid. Situado en la confluencia de Paseo de la Habana con Castellana, en pleno centro financiero y de shopping de la ciudad, frente al Corte Inglés de Castellana, abrirá sus puertas el próximo 25 de abril.

Un fantástico espacio de 3.000 metros cuadrados que ha pasado con anterioridad por dos desafortunados reveses relacionados con la restauración: primero con Estudio 54, el original proyecto de restaurante-jazz promovido por el director de cine Fernando Trueba, y posteriormente con Thai Gardens, el reconocido restaurante tailandés.

Cuatro plantas dedicadas a la oferta gourmet

El nuevo centro, diseñado por el estudio de arquitectura e interiorismo Requena y Plaza, contará con cuatro amplias plantas que darán cabida a casi 40 diferentes espacios gourmet, con los mejores productos, y un restaurante de alta cocina al frente del cual estará Joaquín de Felipe, actualmente chef del Hotel Urban, en posesión de una estrella Michelin.

El acceso por la planta baja ofrecerá unas amplias instalaciones dedicadas a desayunos, cafés de importación, pastelería, dulces y tapas frías. Más abajo, la planta sótano se convertirá en un espacio multifuncional que contendrá una gran sala de eventos, una pequeña sala de cine y un cóctel-bar.

La primera planta estará dedicada a las tapas de autor, muchas de ellas firmadas por los más destacados chefs de vanguardia, que trasladan a pequeños bocados sus sofisticadas creaciones de alta cocina. Y en la segunda y última planta será donde se ubique el restaurante de Joaquín de Felipe.

365 días al año

El centro gastronómico Isabela abrirá los 365 días del año, en horario ininterrumpido de 9:00 a 00:00 h. de domingo a miércoles, que se ampliará hasta las 02:00 h. los jueves, viernes y sábados.

 

{jathumbnail off}