El jerez es, ante todo, un vino, y por tanto debe disfrutarse con la comida. Es el acompañamiento perfecto para una enorme cantidad de sabores y de recetas. Desde los más secos a los dulces, la versatilidad de los vinos de Jerez ha interesado a prestigiosos cocineros de todo el mundo, que los consideran unos excelentes aliados para sus creaciones.

Su extraordinaria variedad de aromas y sabores no solo armoniza, sino que enriquece de forma admirable aperitivos, platos principales y postres. Ya se trate de pescados o mariscos, carnes, quesos o repostería, el vino de Jerez simplemente eleva la experiencia gastronómica a un nivel superior.

Como, por ejemplo, esta Tosta de boquerones en vinagre con tomate, una receta ofrecida por la Denominación de Origen Jerez-Xérès-Sherry que marida a la perfección con un Amontillado, un vino que en la mayoría de los casos contiene muy poca acidez, por lo que es el complemente perfecto para cualquier plato que contenga tomate. Por otra parte, la salinidad del boquerón combina a la perfección con los sabores secos y salados de los vinos amontillados.

Tosta de boquerones en vinagre con tomate

INGREDIENTES

  • 2 rebanadas de pan
  • 1 tomate
  • 1/2 diente de ajo
  • Aceite oliva
  • Boquerones en vinagre
  • Sal

ELABORACIÓN

En primer lugar trituramos en la batidora, todo junto, el tomate,  el ajo, una pizca sal y un chorrito de aceite de oliva.

A continuación tostamos las rebanadas de pan, y una vez calientes le incorporamos el tomate sobre el pan.

El último paso será elegir bien los boquerones en vinagre, y agregarlos a la tosta.

Y listo, así de sencillo.

Los vinos del Marco de Jerez

La Manzanilla es un vino blanco y seco, elaborado con uva palomino y envejecido bajo una capa de levaduras llamada velo de flor. Su crianza se lleva a cabo exclusivamente en bodegas de Sanlúcar de Barrameda. Las especiales condiciones climáticas de esta ciudad, situada en la desembocadura del río Guadalquivir, propician el desarrollo de un velo de flor muy peculiar. Como consecuencia, el vino adquiere características particulares y diferenciadoras.

El Fino es un vino blanco y seco, elaborado a partir de uva palomino. Al igual que la Manzanilla, el Fino es envejecido bajo la capa de levaduras que conforman el velo de flor. La crianza, en botas de roble americano mediante el tradicional sistema de criaderas y solera, se realiza en bodegas que deben cumplir con estrictas condiciones microclimáticas de humedad y temperatura, de forma que pueda mantenerse la flor a lo largo de toda la crianza.

El Amontillado es un vino muy singular, ya que combinada la crianza bajo velo de flor, propia del Fino y la Manzanilla, con un período posterior en el que el velo de flor desaparece y el vino se expone a la oxidación. Elaborado con uva palomino, esa fusión de crianzas hace de los Amontillados vinos extraordinariamente complejos e interesantes.

El Oloroso es un vino elaborado con uva palomino. La especial estructura que muestra desde un principio aconseja a los catadores destinarlo a crianza oxidativa. Es por ello que se le añade alcohol hasta los 17°, impidiendo así el desarrollo del velo de flor, con lo que el vino envejece expuesto al oxígeno. El resultado es un vino muy estructurado y complejo.

El Palo Cortado es un vino de gran complejidad que conjuga la delicadeza aromática del amontillado y la corpulencia en el paladar del oloroso.

El Pedro Ximénez se elabora a partir de la uva del mismo nombre, que se pasifica al sol para obtener un mosto con una extraordinaria concentración de azúcares. Su crianza, exclusivamente de carácter oxidativo, propicia una progresiva concentración aromática y una complejidad creciente, sin perder la frescura típica de la variedad.

Tosta de boquerones en vinagre con tomate... y un Amontillado
81%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Tosta de boquerones en vinagre con tomate
Publicado el...
Calificación
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)