La III Asamblea de la asociación Origen España, que reúne desde el pasado domingo en Alicante a más de 40 indicaciones geográficas nacionales del sector agroalimentario, como parte de los actos previos organizados por el  congreso Lo Mejor de la Gastronomía, que se celebrará  en esta ciudad el próximo mes de noviembre, tuvo ayer como […]

La III Asamblea de la asociación Origen España, que reúne desde el pasado domingo en Alicante a más de 40 indicaciones geográficas nacionales del sector agroalimentario, como parte de los actos previos organizados por el  congreso Lo Mejor de la Gastronomía, que se celebrará  en esta ciudad el próximo mes de noviembre, tuvo ayer como protagonista de la jornada el turrón.

Entre las demostraciones de producto que tuvieron lugar a lo largo del día, algunas de las propuestas presentadas por cocineros como Martín Berasategui, Quique Dacosta, Paco Torreblanca o Paco Morales, planteaban unas novedosas versiones de turrones elaborados a base de ingredientes tan insólitos como mariscos, carnes o verduras y presentaciones también tan poco habituales como en ligeras láminas, rallado, en cremas e incluso en sopas, en caliente o en frío.

Propuestas para todos los gustos

El propio Martín Berasategui comentaba durante la elaboración de su propuesta de una sopa de melón con turrón: “marida con los primeros platos, con los postres, con marisco, con habas, con carnes o caza”. El cocinero vasco animaba a los profesionales asistentes al acto: “es un producto único que es vuestro, pero también nuestro, con el que no hay que tener pereza, ni miedo, ni vergüenza de incorporarlo a la nueva cocina. Hay que eliminar la idea de que el turrón sólo es para Navidad”, haciéndose eco realmente de una antigua y permanente reivindicación del sector.

Por su parte, Jacob Torreblanca, hijo del gran maestro repostero Paco Torreblanca, quiso insistir también en las amplias posibilidades de este tradicional  producto como ingrediente en platos de la nueva cocina, mostrando dos ejemplos prácticos con creaciones propias como una “Mousse de chocolate con turrón” y una “Manzana soplada en caramelo, rellena de bavaroise de turrón y mousse de chocolate crujiente”.

Paco Morales, el joven chef de origen cordobés afincado en Bocairent recientemente galardonado con el premio Chef Millesime, consideraba que el turrón puede dar muy buen resultado maridándolo con sabores salados, en tapas o entrantes, y como muestra presentó un “Ajo silvestre con aguacate, cebolla cítrica y turrón”.

Y finalmente Quique Dacosta, quien planteó la elaboración de una “Crema de erizos con turrón”, entre cuyos componentes figuraban hongos y cebolla.