La ciudad de Salamanca cuenta con varios factores que hacen de ella un destino único: su gastronomía, su naturaleza, su patrimonio monumental y su denominación de ‘ciudad de la cultura’, cualidades que han sido reconocidas por la UNESCO con su declaración como Patrimonio de la Humanidad. Una capital activa y abierta diariamente tanto al viajero […]

La ciudad de Salamanca cuenta con varios factores que hacen de ella un destino único: su gastronomía, su naturaleza, su patrimonio monumental y su denominación de ‘ciudad de la cultura’, cualidades que han sido reconocidas por la UNESCO con su declaración como Patrimonio de la Humanidad.

Una capital activa y abierta diariamente tanto al viajero como a los propios  residentes, que cuenta con un amplio y diverso calendario mensual cargado de actividades culturales, de ocio, monumentales, naturales o gastronómicas.

Visitas nocturnas por las torres de la Catedral y La Clerecía

paseo_Salamanca2Entre ellas, la que está teniendo lugar hasta el próximo 3 de noviembre, las ‘Visitas nocturnas guiadas por las torres de la Catedral y La Clerecía’. Las torres medievales de la Catedral, son uno de los símbolos más emblemáticos de Salamanca. Con estas visitas, el viajero y el salmantino podrán dar un paseo por los más de 900 años de arte e historia que albergan estos edificios singulares.

La Sala de la Mazmorra

El tour comienza en La Catedral, concretamente en la ‘Sala de la Mazmorra’, un espacio que abrió sus puertas en 1614 para permitir el acceso a las torres a parte del clero. El recorrido continúa por la ‘Estancia del Carcelario’, que servía para custodiar la mazmorra y da paso a la ‘Sala del Alcalde’, lugar desde donde el Alcaide de la ciudad asistía a los oficios. Pero este espacio contempla una particularidad, como es que su ventana germinada permite ver el interior de La Catedral Vieja desde lo alto y ver con detalle, a través de un catalejo, cada una de las 53 tablas policromadas que componen el retablo.

La Torre Mocha

Otro de los rincones es la ‘Sala de la Torre Mocha’, de carácter defensivo y que en la actualidad está dedicada a albergar los archivos y los archiveros, donde destacan los dibujos de los diferentes arquitectos que han intervenido en la construcción y restauración del templo. La ‘Sala Alta’, enlaza con el resto de áreas que componen esta visita y está dedicada a la arquitectura y restauración de La Catedral. Desde ella se accede a la ‘Sala de la Bóveda’, considerada la piedra angular del edificio y está situada en el corazón de la Torre de las Campanas, en ella se celebra durante la visita nocturna un sorprendente y emotivo ritual en el que participa el propio visitante.

La Torre del Gallo

El itinerario continúa por la ‘Terraza de la Torre Mocha’, un balcón que permite observar todo el conjunto catedralicio y poder diferenciar la Catedral Nueva de la Vieja. Y para terminar esta ruta, el viajero recorrerá los tejados por la ‘Pasarela hacia la Torre del Gallo’ que conduce al final de este itinerario donde se encuentra el ‘Triforio de La Catedral Nueva’, desde el que se tiene majestuosas vistas desde el interior de la balaustrada.

Un tour para 30 personas

Las visitas se realizarán hasta el 3 de noviembre en dos pases diarios y con una capacidad máxima de 30 personas para recorrer, cuando cae la noche, los balcones de estas atalayas de piedra por las que ya han pasado más de 4.000 personas desde que se inauguró el pasado 6 Julio.

{jathumbnail off}