Todo un homenaje a las civilizaciones precursoras de la cultura del cacao que se presenta con un diseño inspirado en un mural maya del siglo IX procedente de Cacaxtla y un grabado del siglo XVI extraído del libro Chilam Balam, que representan los árboles del cacao tal y como se conocían entonces.

Estos árboles fueron el origen de las diferentes variedades que con el tiempo se implantaron en el resto del mundo. Un mundo que Cacao Sampaka invita a visitar a través del paladar, los aromas y los matices del cacao con su nueva colección, Historia del Chocolate, un viaje por América y África lleno de conocimiento y cultura, inspirado en las características únicas de los mejores cacaos del planeta.

América

  • México. El viaje, cargado de matices, aromas y sabor arranca en México, donde se encuentra una de las mejores variedades del Continente, el cacao real Xoconusco, suave, aromático, con un sutil olor dulce y tostado. La marca ha elaborado con esta variedad un chocolate afrutado en boca, con marcadas tonalidades de ciruela y uvas pasas, ligeras notas vegetales y suave fondo de tierra húmeda.
  • Ecuador. Aquí se cultiva una variedad perfumada y de calidad incuestionable: la DO Arriba. A partir de ella se ha creado un chocolate con destacadas notas a cítricos confitados, miel de flor de acacia y sutiles matices de maderas exóticas.
  • Venezuela. El siguiente destino, Venezuela, sorprende con su cacao proporcionado y pleno, de sabor delicado y persistente, transformado en un chocolate delicado y muy aromático, con sabor a frutos secos y matices de cedro y especies.
  • Cuba. De Venezuela a Cuba. Su cacao de potente sabor y matices minerales hace posible un chocolate lleno de personalidad, amargo, potente y a la vez achocolatado, con matices tostados y ligeras trazas a tierra húmeda, tabaco y cuero.
  • Santo Domingo. Es la penúltima parada, De su cacao nace un chocolate vivaz y explosivo, complejo, con acento de frutas exóticas (piña, mango), matices tostados y notas de vainilla.
  • Perú. Y el viaje americano termina en Perú, donde se puede disfrutar de un extraordinario cacao criollo, de aroma floral e intenso, joven pero con mucho futuro, que se refleja en una propuesta de sabor afrutado, con matices a jazmín, frutos rojos y un ligero retrogusto amargo.

África

La segunda parte de la colección resulta igualmente apasionante, cargada de variedades capaces de sorprender a los paladares más exigentes.

  • Ghana. El recorrido por África empieza en Ghana —hoy en día segundo productor mundial de cacao— donde se cultiva una variedad pura, sin matices, con la que se ha elaborado un chocolate muy característico: redondo, equilibrado, con un potente sabor a cacao y ligeros matices de frutos secos tostados.
  • Sao Tome. El viaje continúa hasta Sao Tome, donde se encuentra un cacao perfumado y ligeramente amargo, transformado en un chocolate con un fuerte acento de frutos rojos y ciruelas, matices de maderas exóticas en perfecto equilibrio con un sabor primario característico de cacao y café tostado.
  • Camerún. El siguiente destino es Camerún. De sus fértiles y elevadas tierras volcánicas nace un cacao de color rojizo exclusivo de esta región, de sabor terroso, muy mineral y matices ahumados, transformado en la colección en un chocolate ligeramente ahumado, redondo en boca por su contenido en potasio y con excepcionales notas de bajo bosque tropical.
  • Costa de Marfil. En Costa de Marfil se cultiva un cacao astringente, ligeramente subfermentado y típicamente amargo. La propuesta en este caso es un chocolate con un buen equilibrio entre amargo y tueste, una intensidad marcada de cacao y ligeras notas de hierba seca.
  • Madagascar. En esta parada encontramos un cacao muy aromático y afrutado, con matices de pasas y frutos rojos. El resultado es un chocolate muy agudo, con notas afrutadas de acidez moderada al principio, ligero amargo característico de cacao en boca y sabores secundarios de tostado en retrogusto.
  • Tanzania. Y el destino final de este recorrido por el continente africano es Tanzania, cuna de un cacao de altísima calidad, muy aromático y afrutado. La última etapa de ‘Historia del Chocolate’ se presenta en forma de chocolate acidulado con ligeros toques cítricos y matices especiados. A pesar de su elevado contenido en cacao, resulta muy poco amargo y sorprendentemente dulce.
Resumen
Título
Un sabroso recorrido por la cultura del cacao
Descripción
‘Historia del Chocolate’, un viaje por América y África lleno de conocimiento y cultura, inspirado en las características únicas de los mejores cacaos del planeta.
Autor