Llegan los fríos y con ellos van cambiando los gustos y las necesidades de nuestro organismo y empiezan a apetecer platos más contundentes, que nos reconforten frente a las inclemencias del tiempo. Como estas originales albóndigas agridulces con sepia y setas, que además de muy sabrosas, son capaces de levantar el ánimo al más pintado. […]

Llegan los fríos y con ellos van cambiando los gustos y las necesidades de nuestro organismo y empiezan a apetecer platos más contundentes, que nos reconforten frente a las inclemencias del tiempo. Como estas originales albóndigas agridulces con sepia y setas, que además de muy sabrosas, son capaces de levantar el ánimo al más pintado.

Necesitaremos (aproximadamente): un kilo de carne de añojo picada, 400 g de sepia, 50 g de setas, 300 g de arroz, una cebolla grande, un pimiento verde y otro rojo, unos dientes de ajo, un vasito de vino blanco, caldo líquido concentrado de ternera, salsa agridulce, aceite, laurel y sal.

Con la carne, damos forma a las albóndigas, las freímos y reservamos.
Cocemos el arroz con unos ajos enteros, laurel, sal y un chorrito de aceite y reservamos también.

Por otro lado, cortamos la sepia en tiras y la salteamos en aceite, junto con la cebolla y los dos tipos de pimiento. Añadimos el vino blanco y dejamos que se haga todo un poco.

Añadimos el caldo de ternera, la salsa agridulce y esperamos a que empiece la ebullición.

En ese momento añadimos las albóndigas y esperamos a que todo el conjunto cueza y traslade sus sabores durante 15 minutos aproximadamente.
Pasado este tiempo, añadimos las setas troceadas y esperamos otros 5 minutos.

Servimos el conjunto acompañado del arroz blanco. Si queremos un toque más oriental, añadimos un chorreón de soja y unos cominos en grano por encima del arroz.