Debido a su forma de cultivo natural, sin utilizar conservantes químicos, la fruta y verdura ecológica puede tener algunas características especiales en cuanto a madurez, vida y almacenamiento, especialmente de cara al verano.

Por ello, desde Bene Bono —startup que trabaja con agricultores y productores de alimentos para salvar del desperdicio productos ecológicos buenos, frutas o verduras deformes y otros alimentos, ofreciéndolos a los consumidores a un precio muy inferior al de mercado— han querido señalar las diferencias de conservación y las particularidades de la fruta y verdura ecológica frente a la convencional.

Cómo conservar la fruta y verdura ecológica en verano

  • Madurez. La fruta y verdura ecológica tiende a estar más madura en el momento de la compra, debido a su proceso de cultivo completamente natural. Por lo tanto, es recomendable consumirla más rápidamente que la fruta convencional para evitar que se deteriore.
  • Vida útil. Al no contener conservantes químicos, el producto ecológico puede tener una vida útil ligeramente más corta que el convencional, de modo que es importante planificar su consumo bajo esta consideración y priorizarlo antes de que se deteriore.
  • Almacenamiento. Dado que la fruta y verdura ecológica no ha sido tratada con productos químicos para prolongar su vida útil, es crucial almacenarla adecuadamente. Por ello es recomendable colocarla en un lugar fresco y seco, lejos de la luz solar directa y otros alimentos que puedan acelerar su maduración.

Pero, además de estos consejos, para evitar el desperdicio también es conveniente tener en cuenta otra serie de recomendaciones generales como:

  • Planificar la compra de frutas y verduras evitando comprar más cantidad de la necesaria.
  • Usar el congelador como aliado cocinando el producto para después congelarlo.
  • Preparar con ellos otro tipo de opciones como sofritos, encurtidos o mermeladas.
  • No conservar la fruta y verdura cortada o húmeda en la nevera, se acelerará su deterioro y oxidación.
  • Separar las piezas que estén más maduras.
  • Almacenar los alimentos en recipientes adecuados, preferentemente compuestos por fibras naturales y que permiten transpiración, como por ejemplo los cestos de mimbre. Otros envases que pueden ser de gran utilidad son los herméticos, tanto de cristal como de plástico, incluyendo un papel absorbente para que no se humedezca el interior.
Resumen
Claves para conservar mejor la fruta y verdura ecológica en verano
Título
Claves para conservar mejor la fruta y verdura ecológica en verano
Descripción
Debido a la forma de cultivo natural, sin utilizar conservantes químicos, la fruta y verdura ecológica puede tener algunas características especiales en cuanto a madurez, vida y almacenamiento, especialmente de cara al verano.
Autor