Los quesos de Suiza son famosos en todo el mundo gracias al cuidado y a las características artesanales con las que se elaboran. El pastoreo de las vacas es obligatorio en este país donde está totalmente prohibido el uso de hormonas y antibióticos en la crianza de ganado y donde ningún queso puede fabricarse con aditivos químicos.

Para elaborar un queso suizo se utiliza casi el doble de leche que para fabricar un queso de producción industrial. Las queserías reciben dos veces al día la leche recién ordeñada para garantizar la elaboración de un producto fresco y sano. El uso de leche cruda, no pasteurizada, posibilita un sabor más intenso y potencia los aromas derivados del pasto y forrajes.

Unos sabores que se deben, en esencia, a la leche con la que se elaboran, no pasteurizada y de las mejores vacas, vacas no hormonadas y alimentadas con pastos del prado, heno y hierbas naturales. Gran parte del mérito es de éstas, pero, son los maestros queseros suizos los que siguiendo el mismo proceso que cientos de años atrás, se encargan de transformar la leche en quesos de excelentísimo sabor, sin aditivos, ricos en vitamina D y aptos para intolerantes al gluten y a la lactosa, quesos que dan lugar a platos como estos Espárragos con jamón y virutas de Sbrinz, una receta ofrecida por Quesos de Suiza.

Espárragos con jamón y virutas de queso Sbrinz

INGREDIENTES

  • 25 g de yogur natural
  • 1 cucharada de cebollino picado
  • 500 g espárragos blancos
  • Zumo de limón
  • 4 rebanadas de jamón cocido cortadas en tiras finas
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 cucharada de almendras picadas, ligeramente doradas
  • 4 cucharadas de perejil picado
  • 75 g de queso Sbrinz AOP cortado en virutas finas
  • Sal y pimienta

ELABORACIÓN

En un bol o recipiente similar mezclamos el yogur y el cebollino, removemos y sazonamos con sal y pimienta.

Por otro lado, en una cazuela disponemos agua con sal y con un poco de zumo de limón, llevamos a ebullición e introducimos los espárragos, pelados previamente y con los extremos leñosos quitados. Dejamos que se hagan durante unos 15 minutos, los sacamos y dejamos que escurran bien.

A la hora de servir, colocamos los espárragos en un plato, todos en paralelo, y por encima disponemos las tiras finas de jamón cocido. Sazonamos con nuez moscada, espolvoreamos con las almendras, el perejil y las virutas de queso Sbrinz y, finalmente, la salsa de yogur y cebollino.

Espárragos con jamón y virutas de queso Sbrinz
78%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Espárragos con jamón y virutas de queso Sbrinz
Publicado el...
Calificación
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)