Una de las soluciones para conseguir un aprovechamiento integral de los recursos del océano es valorización de partes del pescado que no se emplean comercialmente, transformándolas para alimentación en ingredientes de alto valor en diferentes sectores como la agricultura o la industria farmacéutica.

En esta línea están trabajando compañías de fabricación y distribución de conservas de pescado y mariscos, como es el caso de Jealsa, que a través de su propia empresa Valora Marine Ingredients ha conseguido aprovechar el 100 % de la materia prima proveniente del pescado y exportar casi la totalidad (90 %) de la producción de la producción de esta división de valorización a diferentes mercados internacionales, entre los que destaca principalmente Asia, con una amplia y tradicional cultura de aprovechamiento del pescado.

La división de valorización se puso en marcha con el objetivo de aportar un valor diferencial a las materias primas de la industria pesquera, transformando partes del pescado que no se emplean para alimentación en ingredientes de alto valor para diferentes sectores productivos, desde bases gastronómicas a tratamientos para el ácido úrico o ingredientes funcionales para la salud cognitiva, entre otros. Su crecimiento exponencial, así como el interés creciente de los mercados internacionales, ha hecho que en los últimos dos años la compañía haya puesto en marcha cuatro nuevas líneas de valorización, basadas en el uso de tecnologías respetuosas con el producto y el medio ambiente, cuyos productos resultantes encuentran su destino en sectores como el gastronómico, la agricultura o la industria farmacéutica, entre otros.

Aprovechamiento integral del pescado

A través de líneas de trabajo propias y en colaboración con múltiples centros de investigación, Valora Marine Ingredients trabaja en el desarrollo de productos aplicando el concepto de biorrefinería marina, en el que se emplean técnicas de fraccionamiento y extracción selectivas para asegurar unas características óptimas para las potenciales industrias. De esta forma se obtienen extractos de pescado, grasas de alto valor añadido y concentrados proteicos para aplicaciones de amplio rango. Desde fertilizantes orgánicos para una agricultura sostenible hasta ingredientes funcionales para la salud cognitiva, pasando por saborizantes naturales para la industria alimentaria. Este carácter innovador ha propiciado la colaboracion en diferentes proyectos con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) junto a los grupos de Reciclado y Valorización de Residuos (REVAL) y Bioquímica de Alimentos, pertenecientes al Instituto de Investigaciones Mariñas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IIM-CSIC).

“En Valora existe una confianza y libertad para innovar que supone un auténtico privilegio en estos tiempos. Somos un equipo humano increíble formado por jóvenes ligados a la ciencia que nos hace pensar en un futuro prometedor, con la sensación de estar trabajando en algo único”, comenta en este sentido Paula Martínez, técnico de I+D de la compañía

Resumen
Hacia un aprovechamiento integral de los recursos del océano
Título
Hacia un aprovechamiento integral de los recursos del océano
Descripción
Una de las soluciones para un aprovechamiento integral de los recursos del océano es valorización de partes del pescado que no se emplean comercialmente, transformándolas para alimentación en ingredientes de alto valor en diferentes sectores como la agricultura o la industria farmacéutica.
Autor