Por primera vez, la FDA (Agencia gubernamental de Estados para la Administración de Alimentos y Medicamentos) ha dado luz verde a un producto cárnico cultivado —mediante tecnología que utiliza células vivas animales— como parte del proceso de revisión previa a su comercialización.

La autorización de la FDA se ha otorgado a la compañía Upside Foods, que ha completado con éxito las exhaustivas pruebas de seguridad previas a la comercialización exigidas por la Agencia gubernamental para el llamado pollo cultivado, demostrando que esta opción es tan segura como el pollo convencional. De este modo, los productos de Upside Foods pasarán ahora al proceso de aprobación estándar, similar al que siguen los productos cárnicos convencionales. Además, este tipo de producto pasa a estar más cerca de ser una opción adicional para los amantes de la carne que buscan productos de pollo producidos de forma más sostenible.

“Se trata de un hito histórico que allanará el camino para que los consumidores accedan a este tipo de productos en restaurantes y tiendas minoristas de todo el país”, comentan desde el Good Food Institute Europe (GFI), organización no gubernamental de carácter que trabaja con científicos, empresas y responsables políticos para promover la carne cultivada y de origen vegetal, ofreciendo un producto sabroso, asequible y accesible.

En este sentido, su gerente de políticas, Seth Roberts, explica que “se trata de un anuncio histórico que envía al mundo el importante mensaje de que la carne cultivada es parte de un futuro alimentario más sostenible. Este tipo de carne tiene el potencial de ayudar a satisfacer la creciente demanda mundial de carne, al mismo tiempo que reduce los impactos ambientales de nuestro sistema alimentario”. La COP27 está llegando a su fin y los líderes europeos deberían invertir en soluciones climáticas como la carne cultivada, de la misma manera que han apoyado las energías renovables, para garantizar que los beneficios se sientan aquí en Europa.

Así es la carne cultivada

Según el Good Food Institute Europe (GFI), la carne cultivada es exactamente igual a la carne de vaca, cerdo, pollo o pescado que la gente disfruta comiendo hoy en día, pero se produce en fermentadores como los que se usan para elaborar cerveza, a partir de una pequeña muestra de células tomadas de un animal.

Este proceso simula el proceso en el interior del animal, proporcionando el calor y los nutrientes básicos necesarios para producir carne (agua, proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales). El resultado es carne idéntica a la carne producida convencionalmente, pero elaborada de una manera más sostenible.

En cuanto a los argumentos a favor de la carne cultivada, desde el GFI destacan:

  • La agricultura animal causa el 20 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, el equivalente a todos los aviones, camiones, automóviles, trenes y barcos en la Tierra. Se prevé que la demanda mundial de carne llegue a duplicarse hacia el año 2050 y no contamos con los recursos terrestres, el agua o la estabilidad climática como para ampliar los métodos actuales de producción de carne para satisfacer dicha demanda.
  • En comparación con la producción convencional de carne de vaca, la investigación muestra que la carne cultivada producida a partir de energías renovables podría reducir las emisiones climáticas hasta en un 92 %, reducir la contaminación del aire hasta en un 93 % y usar hasta un 95 % menos de tierras, dando lugar a la creación de espacio para una agricultura más sostenible y evitando problemas como la deforestación. Este mismo estudio establece que el pollo cultivado a partir de energía renovable podría reducir las emisiones climáticas en un 17 %, reducir la contaminación del aire hasta en un 29 % y usar hasta un 63 % menos de tierra.
  • En Europa, y en todo el mundo, la mayoría de los antibióticos son suministrados a los animales de granja, aumentando así la resistencia a los antimicrobianos que causaron 1,2 millones de muertes en 2019, mientras que la producción de carne cultivada está libre de antibióticos.
Resumen
La FDA estadounidense autoriza por primera vez un producto de carne cultivada
Título
La FDA estadounidense autoriza por primera vez un producto de carne cultivada
Descripción
Por primera vez, la FDA (Agencia gubernamental de Estados para la Administración de Alimentos y Medicamentos) ha dado luz verde a un producto cárnico cultivado —mediante tecnología que utiliza células vivas animales— como parte del proceso de revisión previa a su comercialización.
Autor