Ya está en marcha una nueva edición del Concurso Fotográfico de Trashumancia, una actividad de pastoreo declarada Patrimonio Cultural Inmaterial que ya ha comenzado su actividad, de vuelta a los pastos de la Sierra de Gredos, con la raza autóctona Avileña-Negra Ibérica como protagonista.

Este espectáculo de la actividad trashumante, tan integrado en esta raza autóctona de bovino, se realiza cada año, en esta ocasión con la presencia de más de veinte mil reses que vendrán de regreso a los pastos de sierra durante todo este mes. La trashumancia se práctica, en parte a pie —con desplazamientos de una media de 250 kilómetros entre las tierras de Extremadura, Castilla-La Mancha y Ávila— y en su mayor parte, en camiones.

Y con el objetivo de mantener el espíritu de esta ruta ganadera, y de destacar la trashumancia como patrimonio cultural, desde la IGP Carne de Ávila y la Asociación de raza Avileña-Negra Ibérica se va a transmitir parte del camino realizado en sus redes sociales, con actividades diarias de los ganaderos, imágenes del recorrido y alguna información sobre la actividad trashumante.

Concurso Fotográfico de la Trashumancia

Y, un año más, para todos aquellos que asistan durante esta quincena se pone en marcha una nueva convocatoria del Concurso Fotográfico de la Trashumancia, un certamen que cumple ya su decimotercera edición y en el que se puede participar con fotos que reflejen momentos ligados a esta actividad, como la subida de las vacas por la cañada, paisajes, escenas de las diversas celebraciones, etc.

Los interesados en concursar deberán enviar sus fotografías por correo electrónico a concurso@carnedeavila.org indicando su nombre, dirección, teléfono y la temática de la fotografía. El concurso está dotado con un una colección de libros y/o material de fotografía y de trashumancia, valorados en 500 euros en el caso del primer premio, y de 300 euros para el segundo clasificado. Además, todas las fotografías participantes podrán pasar a formar parte de las imágenes que se proyecten en la Exposición Itinerante Trashumancia Viva.

Avileña-Negra Ibérica

La Avileña-Negra Ibérica es una raza autóctona originaria de las zonas de montaña del centro de la Península Ibérica, que sabe adaptarse muy bien a su entorno y destaca por su elevada fertilidad, sus cualidades maternas y su longevidad. Durante la época de la trashumancia las reses suelen recorrer una media de veinticinco kilómetros al día y las vías más utilizadas son la Cañada Real Leonesa Occidental, la Ruta de la Plata y la Cañada Real Soriana Occidental.

En la actualidad hay más de cuatrocientos cincuenta titulares de explotaciones que practican la trashumancia y viven de esta práctica, además de otros sectores como los transportistas, productores de piensos, veterinarios, arrendatarios de fincas, etc. Asimismo, esta actividad ayuda al mantenimiento de la población rural y favorece esta región desde el punto de vista económico, sociocultural y medioambiental.

Resumen
Nueva edición del Concurso Fotográfico de Trashumancia
Título
Nueva edición del Concurso Fotográfico de Trashumancia
Descripción
Nueva edición del Concurso Fotográfico de Trashumancia, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial, que ya ha comenzado su actividad, de vuelta a la Sierra de Gredos, con la raza Avileña-Negra Ibérica como protagonista.
Autor