El crecimiento económico está directamente relacionado con el grado de inversión en I+D+i, con la innovación como un factor esencial para la progresión y supervivencia de las empresas. En el caso del sector agroalimentario, la innovación, la digitalización y los sistemas de trasferencia de conocimiento juegan un papel clave en su futuro.

Unas actividades decisivas para conseguir que el sector sea competitivo, produzca más con menos recursos y menor impacto ambiental, y contribuya a la seguridad alimentaria y a la diversificación de las producciones y productos. De hecho, en los últimos años, la innovación como instrumento para garantizar la sostenibilidad en el sector agroalimentario se ha consolidado como parte esencial de la agenda política comunitaria y nacional y ha ganado peso estratégico en las políticas europeas de I+D+i (Horizonte 2020/Horizonte Europa) y en la PAC.

La investigación en el sector agroalimentario

En este sentido, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado el estudio La Innovación en el Sector Agroalimentario, que analiza los principales indicadores sobre los procesos de innovación e inversión en I+D en este ámbito de actividad a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística y del informe European Innovation Scoreboard, publicado por la Comisión Europea, destacando los siguientes datos:

  • La inversión interna en Investigación y Desarrollo (I+D) en el ámbito agroalimentario en 2020 fue de 845 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,6 % respecto al año anterior y del 13 % con relación a la media de los últimos cinco años.
  • Esta cifra representa el 5,4 % del gasto total nacional en actividades de I+D interna en España en 2020, que ascendió a 15.768 millones de euros, un 1,3 % más que en 2019.
  • A escala europea, en 2020 España estaba calificada como un ‘país innovador moderado’, ocupando el puesto número 16 en el conjunto de la UE-27, tanto en el gasto público en I+D (0,54 % s/PIB frente a media UE 0,73 % s/PIB), como en el gasto en I+D del sector empresarial (0,70 % s/PIB frente media UE 1,46 % s/PIB).
  • En España hay 2.103 empresas en el sector agroalimentario que desarrollan innovación tecnológica, con un gasto de 959,4 millones de euros. Destaca el papel de la industria agroalimentaria, tanto en número de empresas (1.490, el 23 % del total de empresas de la rama con más de 10 asalariados) como en gasto (799 M€, 4,7 % del total del gasto en innovación), solo superadas en el sector industrial por las industrias farmacéutica y de vehículos de motor.
  • No obstante, en 2020 la crisis de la Covid-19 impactó en el conjunto del sector empresarial, incluyendo al sector agroalimentario, con descensos respecto a 2019 en el gasto en innovación del -11,9 % y -14,6 %, respectivamente.
  • En cuanto a los instrumentos de financiación, en el programa Horizonte 2020 (periodo 2014-2020, dentro del reto social 2, donde se ubica el sector agroalimentario), España es el primer país en retorno (12,4 % UE-28), con 396,3 millones de euros de subvención conseguida por las entidades españolas.
  • También la Política Agraria Común (PAC) ofrece oportunidades para financiar la innovación en el sector a través de las ayudas de cooperación de AEI-Agri, dentro de los Programas de Desarrollo Rural. Destaca el apoyo del MAPA a los grupos operativos supraautonómicos, dentro del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020, del que se han beneficiado 177 grupos operativos con ayudas para su creación y 101 proyectos innovadores con ayudas para su ejecución.

El documento completo de este estudio puede consultarse en esta dirección.

Resumen
Radiografía del estado de la investigación en el sector agroalimentario
Título
Radiografía del estado de la investigación en el sector agroalimentario
Descripción
El crecimiento económico está directamente relacionado con el grado de inversión en I+D+i. En el caso del sector agroalimentario, la innovación, la digitalización y los sistemas de trasferencia de conocimiento juegan un papel clave en su futuro.
Autor