Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE)  hechos públicos el pasado viernes, el mes de marzo ha cerrado con una subida en el Índice de Precios de Consumo (IPC) de siete décimas respecto al mes anterior y el mantenimiento de la tasa interanual en un 3,6%, que por segundo mes consecutivo iguala la […]

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE)  hechos públicos el pasado viernes, el mes de marzo ha cerrado con una subida en el Índice de Precios de Consumo (IPC) de siete décimas respecto al mes anterior y el mantenimiento de la tasa interanual en un 3,6%, que por segundo mes consecutivo iguala la cota más alta alcanzada por última vez en octubre de 2008.

 

En su análisis de los datos, el INE atribuye la evolución de la inflación interanual a los alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa anual subió tres décimas y alcanzó el 1,8%.

 

Por otra parte, también los precios de hoteles, cafés y restaurantes influyeron en esta evolución interanual, ya que su tasa anual aumentó una décima hasta situarse en el 1,8%, impulsada por el alza de los precios de los hoteles y otros alojamientos.

Según estos mismos datos,  la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se situó en marzo en el 1,7%, una décima por debajo de la registrada en febrero, al igual que el Indicador de Precios al Consumo Armonizado (IPCA), que al disminuir una décima respecto al mes anterior  situó en marzo su tasa anual en el 3,3%.