El céntrico restaurante valenciano Arrop, ubicado en los bajos del Caro Hotel y dirigido en los dos últimos años por el cocinero Ricard Camarena (una estrella Michelin y tres Soles Repsol), cierra sus puertas para iniciar, por ambas partes, caminos diferentes. Según un reciente comunicado del propio establecimiento: "Arrop y Caro Hotel divergen sus caminos […]

El céntrico restaurante valenciano Arrop, ubicado en los bajos del Caro Hotel y dirigido en los dos últimos años por el cocinero Ricard Camarena (una estrella Michelin y tres Soles Repsol), cierra sus puertas para iniciar, por ambas partes, caminos diferentes.

Según un reciente comunicado del propio establecimiento: "Arrop y Caro Hotel divergen sus caminos para abordar nuevos desafíos. En el caso de Ricard el futuro pasa por proyectos más personales e íntimos. Proyectos más cercanos pero irremediablemente ligados a Valencia y a su gastronomía honesta, sincera y esencial."

Por su parte, Ricard Camarena, en una nota personal publicada en su página web, se dirige a su público:

“Quería escribiros personalmente, porque seguramente ya habréis leído en la prensa lo de ‘Tras dos años de éxitos en Valencia, Ricard Camarena cierra las puertas de Arrop en Caro Hotel y se embarca en su proyecto más personal’. Muchos ya me conocéis –y los que no, espero que lo solucionemos en breve- por eso quería dejar un poco de lado el tono solemne de los medios y transmitiros lo que pasa por mi cabeza en un momento de tantos cambios y tantos rumbos: estamos ilusionados, porque a pesar de la incertidumbre creemos más que nunca en nuestra cocina y en nuestra gente. Y es que al final solo queremos cocinar. Aportar nuestro granito de arena a la gastronomía de Valencia.”

Los comienzos en Gandía

Ricard comenzó el proyecto Arrop en 2004, con un establecimiento en Gandía que le dio experiencia, reconocimientos y una amplia proyección profesional. En 2009 se trasladó a las instalaciones de Caro Hotel en la calle Almirante de Valencia, donde durante estos dos años ha seguido cosechando éxitos.