El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se ha reunido con el sector pesquero artesanal del Mediterráneo para planificar la campaña de atún rojo 2016 para conseguir el máximo aprovechamiento posible de la cuota asignada a este segmento de flota, 50 toneladas.

El director general de Ordenación Pesquera del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Carlos Larrañaga, con la coordinación de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores (FNCP), se reunió ayer miércoles con representantes de esa Federación, de otras provinciales del litoral mediterráneo y CEPESCA, para la planificación de la campaña de atún rojo para la flota artesanal de ese caladero en 2016.

Según la normativa para la campaña de pesca 2016, la flota artesanal del Mediterráneo dispone de un total de 50 toneladas de cuota de atún rojo asignadas, procedentes del denominado fondo de maniobra. Además, la pesquería se puede únicamente ejercer de manera fortuita o accidental, con un máximo de un 5% de atún rojo por marea y sobre la totalidad de otras especies reguladas por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (CICAA), medido en peso o número, en base a los límites de capacidad establecidos a nivel internacional.

Por ello, durante la reunión se acordó que esa cantidad asignada será distribuida de modo proporcional entre las diferentes provincias en base al número de buques con puerto base en cada una de ellas y de alta en el Censo de Flota Pesquera Operativa (CFPO).

90 kilos por ejemplar

Siguiendo las obligaciones comunitarias e internacionales para esta pesquería, se distribuirán un total de 550 etiquetas, con el criterio mencionado, para marcar los individuos capturados, considerando un peso medio de aproximadamente 90 kilogramos por ejemplar. La asignación concreta por buque, en número igual o inferior a la disponibilidad de etiquetas, se llevará a cabo por las diferentes provincias, con la posibilidad de concentrar la asignación en un número menor de buques que de etiquetas asignadas, para una mayor rentabilidad de la pesquería para los buques autorizados.

Además, se acordó también establecer un periodo de pesca adaptado a cada provincia según la disponibilidad del recurso, así como la designación de al menos dos puertos en cada provincia para la descarga de los ejemplares capturados.

Con estas condiciones, el objetivo es conseguir el mayor aprovechamiento posible de las 50 toneladas asignadas a este segmento de flota, dentro de las posibilidades que las normativas vigentes permiten para la captura fortuita y accidental.

Pesquería de atún rojo

La pesquería del atún rojo se encuentra, sin duda, entre las más reguladas y controladas del mundo, y España es un referente, tanto desde el punto de vista de su importancia económica y la gran diversidad de flotas que la ejercen, así como los altos niveles de control alcanzados en los últimos años.

La recuperación del stock de atún rojo es una realidad tras las medidas establecidas a finales de la década de los 2000. En este sentido, en la presente campaña 2016 uno de los retos es la entrada en funcionamiento del Documento de Capturas de Atún Rojo en su versión electrónica. Por ello se ha hecho un enorme esfuerzo de formación y se ha habilitado un servicio de apoyo al sector pesquero para que cumpla correctamente con estas obligaciones.

Resumen
Título
Así será la campaña de atún rojo en el Mediterráneo.
Descripción
El MAGRAMA se ha reunido con el sector pesquero artesanal del Mediterráneo para planificar la campaña de atún rojo 2016 y conseguir el máximo aprovechamiento posible de la cuota.
Autor