Los mercados asiáticos se consolidan como destinos prioritarios de los aceites de oliva españoles, que en el caso de China aumentaron sus ventas en 2019 nada menos que en un 47,28 %, en el de Japón en un 35,77 %, y las ventas en Taiwán crecieron un 26,52% en los nueve primeros meses del pasado año.

El Consejo Oleícola Internacional —organismo de las Naciones Unidas dedicado al olivo y sus productos— estima que para el periodo 2019/2020 el consumo de aceites de oliva crezca un 6,4 % en todo el mundo, hasta superar los tres millones de toneladas, unas cifras que confirman el avance imparable del consumo de este alimento que, gracias a sus cualidades saludables, entre otras razones, ha llegado a mercados en los que, hasta hace unas décadas, era prácticamente desconocido.

Y, precisamente uno de estos ejemplos es Asia que, de hecho, es la zona del mundo en la que el consumo crece con mayor fuerza. Así lo confirman desde Aceites de Oliva de España, la Interprofesional del sector, añadiendo que, según los datos recogidos por las Aduanas de Japón y China en 2019 estos dos países importaron un total de 121.328 toneladas de aceites de oliva, la mayor parte de ellas con origen en la Unión Europa (para entender este dato, basta decir que, por ejemplo, Grecia, el mayor consumidor per cápita del mundo, consume unas 125.000 toneladas al año y Francia unas 100.000 toneladas).

El aceite de oliva en los mercados asiáticos

En este contexto destaca Japón, el primer consumidor de aceites de oliva de Asia, que en 2019 adquirió 70.908 toneladas, un 29,08 % más que en 2018, una subida en la que, sin duda, ha influido el creciente éxito de los Aceites de Oliva de España entre los consumidores nipones. De hecho, España exportó a Japón, 45.471 toneladas, un 35,77 % más que en 2018. Esto situó a los aceites con origen España con una cuota del 64,13 % sobre el total de las importaciones consolidando un liderazgo del que disfrutan desde el año 2014. Precisamente esa cuota ha crecido más de 20 puntos en la última década.

El caso de China es aún más espectacular, ya que se trata de un mercado que apenas hace dos décadas consumía poco más de 200 toneladas de aceites de oliva al año. En 2019 importó nada menos que 50.420 toneladas, un 39,71 % más que un año antes. Aquí, de nuevo, el dominio de los aceites de Europa es total, con España a la cabeza. De hecho, alcanzó una cuota, sobre el total de importaciones, del 86,98 %, con 43.855 toneladas. Casi nueve de cada diez litros de aceites de oliva tienen origen nuestro país. En total, las ventas en ambos mercados supusieron un valor de unos los 285.000 millones de euros.

Los últimos datos disponibles de Taiwán, referidos al periodo enero-septiembre de 2019, invitan también al optimismo. Los aceites europeos acaparan más del 96% de ese mercado. Por su parte, las importaciones de Aceites de Oliva de España crecieron en ese periodo un 26,52%, hasta situarse en las 2.091 toneladas.

Resumen
Asia, nuevo mercado clave para el aceite de oliva
Título
Asia, nuevo mercado clave para el aceite de oliva
Descripción
Los mercados asiáticos se consolidan como destinos prioritarios de los aceites de oliva españoles, que en el caso de China aumentaron sus ventas en 2019 nada menos que en un 47,28 %, en el de Japón en un 35,77 %, y las ventas en Taiwán crecieron un 26,52% en los nueve primeros meses del pasado año.
Autor