Un hombre de 30 años, de nacionalidad ecuatoriana, fue detenido ayer por la Guardia Civil en el Aeropuerto de Madrid-Barajas, al descubrir que transportaba en su maleta más de 10 kilos de cocaína, escondida en bolsas que supuestamente contenían carne congelada. Según un comunicado del Miinisterio del Interior, el joven se encontraba en tránsito hacia […]

Un hombre de 30 años, de nacionalidad ecuatoriana, fue detenido ayer por la Guardia Civil en el Aeropuerto de Madrid-Barajas, al descubrir que transportaba en su maleta más de 10 kilos de cocaína, escondida en bolsas que supuestamente contenían carne congelada.

Según un comunicado del Miinisterio del Interior, el joven se encontraba en tránsito hacia Milán, cuando durante una inspección de los equipajes, los agentes de aduanas detectaron en una de las maletas de este vuelo varias bolsas de comida congelada, que por su peso y volumen resultaron sospechosas.

Sometidas a una inspección más profunda a través de escáner de rayos X, resultó que las bolsas contenían 23 kilos de carne congelada que, en su interior, portaban más de 10 kilos de cocaína en forma de planchas y bolas.