El sector lácteo es un pilar estratégico de la industria agroalimentaria española que genera miles de empleos directos. Con un incremento constante de las cifras de producción y exportación durante los últimos años, entre los principales retos del sector se encuentra el de hacer frente al descenso del consumo de productos lácteos en España.

Sin embargo, los datos que arroja la encuesta de consumo en los hogares que elabora cada año el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación muestran una caída continuada del consumo de lácteos en nuestro país. Por esta razón aumentar el consumo interior se ha convertido en uno de los principales retos del sector en su conjunto a corto y medio plazo.

Y más aún teniendo en cuenta que los productos lácteos son básicos en nuestra alimentación, a todas las edades, gracias a la amplia gama de nutrientes que aportan, convirtiéndolos en alimentos muy completos. Además, hay un buen balance entre los tres contribuyentes mayoritarios de la leche: grasa, proteínas y carbohidratos.

De hecho, el denominado Libro Blanco, publicado por las autoridades comunitarias europeas, recoge con rotundidad que “desde las instituciones sanitarias de la Unión Europea se apuesta decididamente por reducir los problemas de salud relacionados con la mala alimentación, el sobrepeso y la obesidad”.

En definitiva, unos productos muy importantes en la dieta de los distintos grupos de población que, además, en la cocina aportan la posibilidad de preparar elaboraciones tan sabrosas como este Brioche trenzado de chocolate, una receta ofrecida por Lurpak, marca de mantequilla de calidad de origen danés.

Brioche trenzado de chocolate

INGREDIENTES

  • 430 g de harina panadera o panificable
  • 150 g de mantequilla
  • 24 g de levadura fresca
  • 45 g de azúcar blanquilla
  • 10 g de sal
  • 4 huevos medianos
  • 60 ml de leche entera

Para el relleno de chocolate

  • 60 de mantequilla
  • 30 g de azúcar blanquilla
  • 30 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 5 g de miel
  • 5 g de pasta de vainilla

ELABORACIÓN

Para la masa brioche, el día anterior ponemos en un molde los ingredientes para la masa, excepto la mantequilla. Amasamos, a mano o con robot amasador, 1-2 minutos y dejamos reposar 10 minutos. A continuación, vamos añadiendo la mantequilla ablandada en varias porciones, amasando bien hasta que se haya absorbido. Seguimos amasando hasta que la masa esté fina y elástica. La ponemos en un recipiente engrasado, tapamos y dejamos que fermente una hora. Después la metemos en la nevera toda la noche.

Para el relleno de chocolate. Al día siguiente ponemos en un bol la mantequilla ablandada con el azúcar y la montamos con unas varillas eléctricas, hasta que esponje y blanquee. Agregamos entonces el cacao en polvo, la pasta de vainilla y la miel. Mezclamos bien y reservamos a temperatura ambiente.

Montaje del brioche. Sacamos la masa de la nevera y la dividimos en cuatro partes iguales, mejor pesándolas en una báscula. Guardamos tres de ellas en la nevera otra vez mientras dejamos una porción fuera para trabajarla.

Con un rodillo, estiramos la masa sobre la encimera enharinada, hasta una medida de 20×40 cm. Untamos la cuarta parte del relleno sobre la masa, con una espátula acodada. Dejamos un margen de unos 3 cm en uno de los lados largos para poder sellar el rollo.

Con un pincel pintamos el margen que hemos dejado con agua para que selle bien. Enrollamos la masa empezando por el lado opuesto, haciendo un rollito apretado. Rodamos el rollo sobre sí mismo para sellarlo y lo estiramos con cuidado, hasta que tenga una longitud de 50-52 cm.

Entonces lo cortamos por la mitad. Tomamos cada mitad y la cortamos a lo largo con un cuchillo bien afilado, dejando un trozo unido en uno de los extremos. Volvemos hacia fuera los cortes para que se vean y hacemos la trenza, pasando un cabo sobre el otro alternativamente.

Hacemos una rosca, remetiendo los extremos uno por debajo del otro, y ponemos el brioche sobre un papel de hornear.

Procedemos de idéntica manera con la masa restante hasta tener ocho brioches. Colocaremos cuatro brioches por bandeja. Dejamos fermentar hasta que doblen, más o menos.

Cocinamos los brioches en el horno caliente a 190 ºC unos 20-25 minutos, hasta que estén bien dorados. Los sacamos, dejamos enfriar sobre una rejilla y listos para tomar.

 

Brioche trenzado de chocolate
79%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen