A lo largo de una reunión mantenida hoy martes en Bruselas, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha confirmado que una partida de semillas egipcias “es el vínculo común más probable” de los brotes epidémicos por E. coli registrados básicamente en Alemania pero también en Francia, ratificándose en que todavía podrían encontrarse en los […]

A lo largo de una reunión mantenida hoy martes en Bruselas, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha confirmado que una partida de semillas egipcias “es el vínculo común más probable” de los brotes epidémicos por E. coli registrados básicamente en Alemania pero también en Francia, ratificándose en que todavía podrían encontrarse en los mercados otras partidas contaminadas, que habrían sido importadas entre 2009 y 2011.

Los órganos de control de la Unión Europea ya habían advertido la pasada semana a siete países miembros, entre ellos España, en relación a una serie de partidas de semillas de importadas de Egipto entre 2009 y 2010 que podrían estar relacionadas con los brotes de la bacteria E.coli surgidos recientemente.

El portavoz de Sanidad de la Comisión Europea, Frederic Vincent, aseguró entonces que “no hay ‘E. coli’ en España, pero es uno de los siete países” a los que se ha advertido de que esas semillas han sido distribuidas en sus territorios.

Medidas de seguridad

En su intervención de hoy, la Agencia ha solicitado a la Comisión Europea tome todas las medidas necesarias para evitar que los consumidores sigan expuestos a las semillas señaladas como probables causantes del brote, comenzando por localizar con exactitud los países que todavía pudieran disponer en sus mercados de ejemplares de estas semillas.

Como medidas de seguridad personales, la Agencia de Seguridad Alimentaria recomienda a los consumidores europeos que no cultiven individualmente este tipo de semillas y que en caso de comer cualquier especie de brote germinado se haga habiéndolos cocinado previamente.

Artículos relacionados:

La UE advierte a España y otros siete países de semillas de Egipto como causa de E.coli