Cada año más, entre los buenos propósitos para estas fechas deberíamos incluir una buena planificación de la cesta de la compra y evitar que prácticamente una cuarta parte de la comida que adquirimos en Navidad acabe en la basura. La previsión, organización e imaginación son algunos trucos que nos ayudarán a evitar el desperdicio de alimentos.

En esta línea, y como parte de la campaña Una Navidad Sin Desperdicios, desde AECOC, la Asociación de Fabricantes y Distribuidores, han querido preparar un calendario con ideas para evitar el derroche de alimentos y para reaprovechar el excedente, de modo que consigamos realizar un consumo equilibrado en Navidad.

Calendario para evitar el desperdicio

23 de diciembre. Las compras navideñas. Es muy importante llevar una lista con lo que necesitamos y no caer en la compra compulsiva y acabar llenando el carro de productos que no vamos a consumir. Para hacer esta lista, primero hay que comprobar los ingredientes de los que ya disponemos. Lo mejor es evitar compras de última hora y con prisas, si dispones de más tiempo, te ayudará a escoger mejor los artículos.

24 de diciembre. Planifica bien la cena. Si la celebras en casa, piensa en tus invitados para así cocinar un menú acorde a sus gustos. También es importante tener en cuenta las raciones para cada comensal, para ajustarse lo más posible (por ejemplo, las raciones de los niños son distintas a la de los adultos).

25 de diciembre. Solicita una bolsa con la comida que no has consumido. En el caso de que celebres la Navidad fuera de casa, no tengas reparos en pedir una bolsa con todo lo que no hayas podido consumir. Es una excelente medida para reaprovechar los alimentos y reducir el desperdicio alimentario en los restaurantes.

26 de diciembre. Los alimentos tienen segunda vida. Seguro que habrá sobrado comida del día de navidad, y puede ser un suculento plato para el día siguiente. Por ejemplo, unos canelones hechos con los restos del caldo de Navidad estarán muy sabrosos y, además, estaremos dando una segunda vida a los alimentos. Es una oportunidad para arriesgar y reinventar para crear nuevos platos reaprovechando las sobras del día anterior.

27 de diciembre. Mejor en el congelador que en la basura. Una opción para no desperdiciar la comida que sobra es congelarla. Muchos de los alimentos conservan las mismas propiedades y sabor. Pero hay que tener cuidado al descongelar, se debe hacer a temperatura ambiente y evitar los cambios bruscos de temperatura.

28 de diciembre. La nevera y el congelador, limpios y ordenados. Distribuir bien los alimentos en la nevera para saber los productos de los que dispones es muy útil. También colocarlos de manera que se puedan conservar mejor. Por ejemplo, en la zona más cálida, la que se mantiene entre 6 y 10 grados, deberían ir alimentos como huevos, leche, mantequilla, frutas y legumbres frescas. La zona más fría, que llega a cuatro grados bajo cero, es buena para conservar carnes y pescados, postres lácteos y alimentos en proceso de descongelación.

29 de diciembre. Saca el lado más creativo. Podemos darle rienda suelta a nuestra imaginación y rescatar esas sobras convirtiéndolas en nuevos y suculentos platos. Reaprovechar es una práctica muy recomendable para evitar el desperdicio. Muchas recetas deliciosas y tradicionales se pueden hacer a partir de restos de guisos como, por ejemplo, los canelones, lasaña o croquetas.

30 de diciembre. Recuerda la diferencia en las fechas de los productos. Revisa y ten en cuenta los consejos de conservación de los alimentos que se muestran en las etiquetas para evitar que se estropeen. Fecha de caducidad y consumo preferente son dos conceptos que no deben confundirse. Mientras la primera advierte sobre el día límite a partir del cual el alimento no es adecuado para el consumo desde el punto de vista sanitario, el consumo preferente hace referencia al tiempo en el que el producto mantiene intactas sus propiedades, sin que suponga un riesgo para la salud.

31 de diciembre. Pide raciones ajustadas. Para la cena de Nochevieja también te recomendamos que pidas la cantidad que consideras que podrás comer y no dejar llevarte por la glotonería, es mala consejera y al final no podemos acabarnos todo lo que hemos pedido.

Resumen
Calendario para evitar el desperdicio en estas fiestas
Título
Calendario para evitar el desperdicio en estas fiestas
Descripción
Cada año más, entre los buenos propósitos para estas fechas deberíamos incluir una buena planificación de la compra y evitar que una cuarta parte de la comida que adquirimos en Navidad acabe en la basura.
Autor