Las principales empresas de distribución españolas han reducido en un 58 % su desperdicio alimentario en los últimos cinco años. En concreto, el desperdicio de alimentos en los comercios españoles se ha reducido de un 1,78 % en 2013, a un 0,75 % del total comercializado hoy. Por categorías, frutas y hortalizas son las que más se desperdician.

Una importante reducción que se ha llevado a cabo en el marco del proyecto de adhesión voluntaria La Alimentación no tiene desperdicio, que coordina AECOC —asociación empresarial que reúne industria y distribución— una iniciativa que suma los esfuerzos de más de cuatrocientas setenta compañías de la industria y la distribución alimentaria que han puesto en marcha planes específicos para frenar este problema de impacto económico, social y medioambiental.

Y es que el desperdicio alimentario va acompañado de un claro impacto medioambiental —por la generación de residuos y el uso de recursos naturales que no se aprovechan—, social —en un contexto en que en España sigue habiendo personas con dificultad de acceso a una correcta alimentación— y económico, ya que todo desperdicio alimentario conlleva una pérdida económica tanto para el consumidor, si es el que desperdicia, como para la empresa.

En cuanto al origen del desperdicio en los diferentes eslabones de la cadena, según datos de la Comisión Europea, el 42 % de los desperdicios se generan en los hogares, el 39 % en fabricación y producción de alimentos, el 14 % en la hostelería y, por último, el 5 % restante en la distribución.

Y, por categorías, según un estudio de la plataforma AECOC Shopperview, las frutas y las hortalizas son los alimentos que más se desperdician en los hogares españoles, seguidos del pan y cereales y de las comidas preparadas o precocinados.

Semana contra el desperdicio alimentario

En 2019 se coordinará de nuevo, por segundo año consecutivo, la Semana contra el desperdicio alimentario. En ella, los diferentes eslabones de la cadena de valor —sector primario, industria, distribución, horeca y asociaciones de consumidores— llevarán a cabo acciones de sensibilización e información al consumidor y la opinión pública en general en las principales cadenas de distribución del país, restaurantes y centros de formación. La iniciativa se celebra en el marco de la campaña La Alimentación no tiene desperdicio, en la que participan más de cuatrocientas setenta empresas, y que ya hace ocho años que se realiza.

Resumen
En cinco años el desperdicio alimentario de las empresas se ha reducido un 58%
Título
En cinco años el desperdicio alimentario de las empresas se ha reducido un 58%
Descripción
Las principales empresas de distribución españolas han reducido en un 58 % su desperdicio alimentario en los últimos cinco años, de un 1,78 % en 2013, a un 0,75 % del total comercializado en la actualidad.
Autor