A partir de este mes de julio comienzan por toda España multitud de fiestas, de todo tipo, que ayudan a disfrutar del verano de una manera diferente. Y muchas de ellas tienen que ver, además, con la gastronomía o, más bien, con la utilización de productos típicos de la zona para enfrentar, de un modo cordial y divertido, a los asistentes.

En España son muy conocidas las diferentes fiestas veraniegas que se celebran a lo largo y ancho de su geografía. Y muchas de ellas tienen que ver, además, con la gastronomía o, más bien, con la utilización de productos típicos de la zona para enfrentar, de un modo cordial y divertido, a los asistentes. Con este motivo, el portal de reservas especializado BungalowsClub ha querido recoger y trasladar algunas de las más originales que se podrán disfrutar este verano.

17 de julio. BATALLA NAVAL DE VALLEKAS (Madrid). En este conocido barrio madrileño, los vecinos se reúnen cada 17 de julio para una lucha donde es imposible no mojarse. Esta fiesta que nació dentro de la festividad de Nuestra Señora del Carmen en 1981, y que surgió como una manera de hacer más llevadera la ola de calor que sufría Madrid, cuando diferentes grupos de jóvenes comenzaron a empaparse los unos a los otros con las bocas de riego del Bulevar. Desde entonces se celebra cada año para hacer más ameno el verano.

24 de julio. BATALLA DEL VINO (La Rioja). La tierra por excelencia de los viñedos celebra durante el verano diferentes fiestas donde el tema central es el vino y así prepararse para la próxima cosecha. Como una manera de consagrar su culto a la vid, en Clarete (24 de julio) se celebran durante ese día divertidas batallas que consisten en tirarse unos a otros la mayor cantidad de vino posible, contando algunos años con casi 130.000 litros disponibles.

Entre el 13 y el 20 de agosto. GUERRA DE MERENGUE (San Sebastián). Desde hace tres años, durante la Semana Grande de San Sebastián se produce este evento tan dulce. Entre el 13 y el 20 de agosto, los donostiarras salen a la calle para una batalla de merengues. Divididos por categorías según la edad y armados con mangas pasteleras, el premio final se lo llevará quien consiga acabar lo más limpio posible para los ojos del jurado que lo valorarán.

16 de agosto. FIESTA DEL AGUA (Pontevedra). Ese día, en la localidad de Vilagarcía de Arousa, los vecinos se arman con cubos de agua y los bomberos sacan sus camiones a la plaza de Galicia para mojar a todo aquel que se anime a disfrutar de esta fiesta tan original. Esta festividad surgió durante una procesión de la imagen de San Roque hasta su capilla, donde los romeros pidieron agua a sus vecinos, pero no se esperaban que les respondieran empapándolos a su paso.

31 de agosto. LA TOMATINA DE BUÑOL (Valencia). Desde 1945, cada último miércoles del mes de agosto se celebra esta original batalla que ha llegado a ser protagonista de varias películas internacionales. Y es que la Tomatina de Buñol, que se celebrará el 31 de agosto, reúne cada año a miles de personas durante una hora, en la que el objetivo es tirarse la mayor cantidad de tomates posibles. Hay varias normas para que todos puedan disfrutar de la fiesta, aunque desde el año pasado se ha limitado el número de participantes a 22.000, contando con los vecinos del pueblo, que año tras año, se esfuerzan en que sea cada vez más divertida. Además, es una de las fiestas que más público internacional recibe, por lo que ha sido declarada como Fiesta de Destino Turístico Internacional.

Resumen
Título
Cinco fiestas veraniegas muy gastronómicas y muy divertidas
Descripción
En España son muy conocidas las diferentes fiestas veraniegas a lo largo y ancho de su geografía. Y muchas de ellas tienen que ver con la gastronomía o, más bien, con la utilización de productos típicos de la zona.
Autor