En lo relativo a nuestra alimentación, cada día más vamos teniendo nociones, en mayor o menor medida, sobre los nutrientes que nos aportan los alimentos que ingerimos a diario y sus posibles beneficios para el organismo.

Una mayor concienciación sobre una alimentación equilibrada y saludable nos hace saber mucho más sobre calorías, aportes nutricionales y beneficios, pero ¿conocemos las ventajas y utilidades de los productos más allá de sus usos más básicos y evidentes?

Sorprendentemente, muchos de estos usos se revelan como soluciones muy creativas para situaciones del día a día. Existen ingredientes con ‘poderes’ que van más allá de su simple participación en las recetas. En este sentido, un alimento tan habitual como la leche puede ser un elemento extremadamente versátil para aportar una solución práctica a muchas tareas diarias, tanto dentro como fuera de la cocina.

Por ello, Kaiku Sin Lactosa ha querido ofrecer algunas de las maneras en las que la leche se convierte en una herramienta muy útil, más allá de sus beneficios nutricionales básicos:

Utilizar leche como abrillantador natural. La leche tiene conocidas propiedades hidratantes, tanto ingerida como aplicada sobre la piel. ¿Sólo la piel? Los beneficios hidratantes de la leche van mucho más allá, y sus resultados al aplicarse sobre la piel saltan a la vista: el cuero luce mucho más brillante gracias a las enzimas, proteínas y grasas de la leche, aplicada sobre un paño.

Tomar leche después de algún alimento picante. La reacción más natural al probar un alimento picante, como chile o los célebres pimientos de Padrón, es vaciar el vaso de agua más cercano. Al hacer esto, en realidad empeora la situación: la leche, en cambio, ayuda a volver a la normalidad por su contenido en caseína, que combate la capsaicina del picante.

Potenciar el sabor de las recetas. Aunque muchas veces la leche no forme parte de la lista de ingredientes de la receta, tiene propiedades potenciadoras del sabor, que pueden enriquecer desde las elaboraciones más sencillas (preparar una mazorca de maíz) hasta las más complejas, como el pescado. Descongelar en leche pescados como el salmón nos dará un sabor más rico e intenso y una textura más agradable al paladar. Utilizar leche sin lactosa en este proceso puede convertirse además en un ingrediente secreto para asegurar una digestión suave.

Utilizar la leche como remedio natural anti picaduras. Un suceso más que común durante el verano, las picaduras de mosquitos, puede remediarse con la leche, que actúa como remedio natural: aplicada en un pañuelo o algodón, la proteína de la leche alivia la piel.

Eliminar maquillaje difícil de retirar. El maquillaje waterproof o de larga duración puede resultar difícil de retirar. En lugar de someter a la piel a la intensidad derivada de la combinación de distintos productos, utilizar leche garantiza una retirada fácil del maquillaje y una capa de hidratación adicional. Además, al tratarse de un ingrediente natural, la leche se perfila como el desmaquillante ideal para pieles sensibles.

Resumen
Cinco utilidades de la leche, muy poco conocidas
Título
Cinco utilidades de la leche, muy poco conocidas
Descripción
Existen ingredientes con utlidades que van más allá de su simple participación en las recetas. En este sentido, un alimento tan habitual como la leche puede ser un elemento extremadamente versátil.
Autor