Si recuerda haber devorado alguna vez una caja de bombones después de una discusión o haberse comido ansiosamente una fuente de nueces la víspera de una fecha clave, entonces conoce perfectamente el poder de los alimentos en relación a la sensación de felicidad.

Y más en este mes de septiembre, época clave asociada a la llamada ‘depresión post-vacacional’, al regreso a la rutina y a la llegada de un clima menos benigno. Sin embargo, existen ciertos alimentos que, por su composición, cumplen importantes funciones relacionadas con la felicidad, de modo que incluidos en nuestra dieta diaria pueden ayudar a a sentirnos más felices. Esto es debido a la importancia de lograr un sistema cognitivo sano que ayude al cerebro a regular nuestro estado de ánimo.

En este sentido, la marca de productos ligeros y digestivos Kaiku Sin Lactosa ha querido reunir un top 7 de alimentos que podrían hacernos más felices.

Champiñones. Los champiñones son una buena fuente de selenio, un nutriente que tiende a dejarse de lado en nuestra dieta. Según la publicación especializada en información sobre salud WebMD, una deficiencia en selenio suele estar relacionada con peor humor, por lo que mantener unos niveles adecuados de este mineral se asocia a un estado de felicidad y bienestar más elevado.

Chocolate negro. El chocolate es un alimento tradicionalmente relacionado con la felicidad, y no le faltan motivos. Según la American Chemical Society, la alta concentración en antioxidantes de la que hace gala el chocolate negro ayuda a la relajación de los vasos sanguíneos, reduciendo la presión arterial, mejorando la circulación corporal y favoreciendo una sensación de relajación. Además, según la publicación científica CERN, las sustancias químicas contenidas en el chocolate pueden replicar la misma sensación que tenemos cuando nos enamoramos.

Almejas. No en vano existe en inglés una expresión popular que, literalmente, reza “estar tan feliz como una almeja” (happy as a clam). El motivo originario de esta expresión recae en el elevado contenido que este molusco tiene en vitamina B12, necesaria, según Prevention, para la producción de dopamina y serotonina. Ambos componentes son neurotransmisores esenciales, que intervienen directamente en el estado de ánimo y las emociones.

Nueces. Un superalimento incorporado muchas veces a nuestro día a día por su poder antioxidante y saciante, las nueces son, además, grandes aliados en la producción de serotonina y, consecuentemente, de un estado general de calma y felicidad. Un estudio de las universidades de Barcelona y Rovira i Virgili concluye que aquellos que consumen nueces, avellanas y almendras de manera diaria – y con moderación – tienen una mayor concentración de serotonina que los demás.

Yogur. El poder de los probióticos nunca debe subestimarse: las ‘bacterias buenas’ contenidas en nuestro organismo, y favorecidas por el consumo de yogur. Los yogures sin lactosa, además de ayudar a una digestión ligera, contienen, según Scienc Direct, las culturas activas necesarias para una reacción menos conocida: una menor sensibilidad ante la tristeza y una menor tendencia a la llamada rumination (dar vueltas de más a las cosas que nos preocupan). El tipo de bacterias en nuestro tracto digestivo tiene influencia directa en el estado de ánimo, y por tanto conviene cuidarlo el máximo posible.

Fruta: La fruta y los vegetales también muestran una conexión directa con la felicidad. Según un estudio publicado en el British Journal of Health Psychology, consumir fruta aporta energía, calma y sensación de alegría no sólo de forma inmediata a su consumo, sino a lo largo de todo el día siguiente. Frutas altas en vitamina B6, como el albaricoque, además, sirven para reducir los riesgos de depresión entre los más mayores.

Zumo de uva. El cromo es otro de los nutrientes que solo se suelen incluir en la dieta de manera colateral. Sin embargo, el cromo trabaja directamente con los reguladores del estado de ánimo del cerebro y es un conocido rival de los síntomas de depresión atípica como comer en exceso o dormir de más. El zumo de una es una excelente alternativa ligera para incorporar el cromo y los beneficios derivados del consumo de uvas.

Resumen
Alimentos que ayudan a sentirnos más felices
Título
Alimentos que ayudan a sentirnos más felices
Descripción
Existen alimentos que, por su composición, cumplen importantes funciones relacionadas con la felicidad, de modo que incluidos en nuestra dieta diaria pueden ayudarnos a conseguir esta placentera sensación
Autor