El gazpacho se ha convertido en uno de nuestros platos preferidos, con cada vez mayor presencia en los lineales de los supermercados durante todo el año, pero especialmente ahora en verano, un plato ligero, nutritivo y lleno de sabor que, además, se puede preparar en pocos minutos.

Y para ayudarnos a conseguir un gazpacho natural, nutritivo, sano y con un color perfecto, desde Braun Minipimer han querido ofrecer una serie de trucos prácticos:

  • La calidad es importante: utilizar ingredientes frescos marcará la diferencia.
  • Lograr el color perfecto: para que el gazpacho mantenga su tono natural hay que añadir el aceite de oliva virgen extra, el vinagre y la sal una vez finalizada la receta para que no emulsione y mantenga así el color.
  • Triturado: para hacer más sencillo el triturado de los ingredientes se puede añadir un poquito de agua. De manera opcional, también se pueden tener cortados a cuartos los tomates para triturar con menos esfuerzo.
  • La temperatura: si el gazpacho se elabora para consumir al momento, y con el objetivo de lograr que esté más frío y alcance la temperatura óptima, se le puede añadir un poco de hielo que se puede picar previamente.
  • Los acompañamientos, imprescindibles: para terminar y servir el gazpacho es ideal acompañarlo con un poco de pimiento y pepino picados, en el caso del gazpacho tradicional y de los ingredientes utilizados en otras recetas más innovadoras como ahora, fresas o daditos de sandía. Si se prefiere también se puede añadir algún dadito de tomate pequeño.

Además de estos trucos prácticos, la marca alemana también propone dos tipos de receta, una para los más clásicos y otra para quienes prefieren un toque más actual:

Gazpacho tradicional: se prepara en tan solo 15 minutos. Para cuatro personas se necesitan 30 g de pepino pelado, 50 g de pimiento verde, 50 g de pimiento rojo, media cebolla roja, 700 g de tomate maduro, 70 ml de aceite de oliva virgen extra, 20 ml de vinagre de vino, un diente de ajo, sal y pimienta. Se añaden todos los ingredientes —excepto el aceite— al vaso de la batidora y se trituramos. Una vez conseguida la textura ideal, se añade el aceite y se bate a velocidad baja para evitar que emulsione. Y ya está listo para refrigerar y servir al momento con o sin los ingredientes troceados.

Gazpacho de fresas: es todavía más rápido, una elaboración de 10 minutos. Para cuatro personas, en primer lugar, se trituran en el vaso de la batidora 300 g de tomate, 300 g de fresas limpias, 60 g de pimiento verde, 60 g de pimiento rojo, 80 g de cebolla morada, 50 g de pan seco. A continuación se agrega a la mezcla y en velocidad baja los 60 ml de aceite de oliva virgen extra, 20 ml de vinagre de sidra, un diente de ajo, sal y pimienta. Una vez conseguida una mezcla homogénea se refrigera hasta alcanzar la temperatura adecuada y se sirve al momento. Para emplatarlo se pueden utilizar las mismas fresas troceadas.

Resumen
Claves para conseguir un gazpacho natural, nutritivo… y con un color perfecto
Título
Claves para conseguir un gazpacho natural, nutritivo… y con un color perfecto
Descripción
El gazpacho se ha convertido en uno de nuestros platos preferidos, con cada vez mayor presencia en los lineales de los supermercados durante todo el año, pero especialmente ahora en verano, un plato ligero, nutritivo y lleno de sabor que, además, se puede preparar en pocos minutos.
Autor