Hasta hace poco, para comer marisco había que hacer las cuentas, con el puño cerrado, de los meses en los que se podía y de los que no tocaba, con el problema generalizado de que nadie recordaba si los meses que tocaban eran los del nudillo, o al revés, con el consiguiente desconcierto e inseguridad sobre la adecuación de consumirlos en ese momento determinado.

Hoy en día ese problema ya no existe, gracias a los congelados. La variedad es total y la calidad muy buena. La verdad es que excepto en el caso de intentar compararlos con “la maravillosa mariscada esa que tomamos hace años en Galicia, en un bar idílico perdido y con una compañía maravillosa”, la diferencia entre congelado y fresco prácticamente no existe. Hay que ser muy asiduo consumidor para notarlo e incluso estos, con un par de albariños previos, son incapaces de diferenciarlos.

Y para eso, lo primero es saber como descongelar marisco crudo. Si lo vamos a tomar cocido, no hay que descongelarlo, se cuece mejor con el propio producto congelado.

Descongelar marisco a la plancha

Pero, en el caso de que optemos por hacerlo a la plancha, solo hay que tener en cuenta un par de consejos:

Si es marisco con cáscara (cigala, langostino, gamba, etc) lo mejor es sumergirlo en agua fría unos minutos y en cuanto veamos que se ha descongelado, cocinarlo como mejor nos parezca.

Si se trata de marisco sin cáscara (gambas ya peladas, vieira, pulpo, mejillones…) es mejor dejarlos descongelar tranquilamente en la nevera, eso sí en un recipiente con rejilla o en un colador con un plato hondo debajo,  para que el líquido resultante  del descongelado no toque el producto y perjudique su textura.

Y en cualquiera de los casos, tanto con como sin cáscara, es fundamental no pasarlo demasiado. El marisco está más rico y jugoso al punto. Por poner un ejemplo, unas gambas a la plancha o a la sartén (bien caliente) no deben de estar más de un minuto por un lado y medio por el otro. Eso sí, con su correspondiente pellizquito de sal y, según gusto, de perejil y limón.

Resumen
Título
Cómo descongelar marisco correctamente
Descripción
Para disfrutar de una buena mariscada, lo primero es saber como descongelar marisco crudo. Si lo vamos a tomar cocido, no hay que descongelarlo.
Autor