El cuidado y concienciación medioambiental debería incluir también al ganado que habita el medio rural. Sin embargo, elementos como bocinas de coche, motores y música en los móviles, se han convertido ya en las principales fuentes de ruido ambiental, a los que los animales no están acostumbrados.

Por ello, los pastores de cabras y ovejas piden a quienes practican el turismo rural que compatibilicen su disfrute del campo y la montaña con la calidad de vida del ganado, ya que con unas sencillas pautas de comportamiento se garantiza la convivencia de ambas partes.

Y es que, aunque en los últimos años ha crecido notablemente la concienciación ciudadana en cuanto a la conservación del medio ambiente y del entorno rural, siguen siendo muy significativos percances como los incendios, abandono de residuos, envases de plásticos…, preocupaciones a las que se añade otra muy importante: cómo influye en el ganado, en concreto en la ganadería extensiva, el auge del turismo rural y excursiones al monte.

Ganado y turismo rural

En este sentido, la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (INTEROVIC) hace un llamamiento para que también se tenga conciencia de los niveles de fatiga e incluso estrés que puede padecer el ganado con el incremento de las visitas al campo.

Y para ello ha elaborado un decálogo que permitiría seguir mejorando entre todos el cuidado del entorno teniendo en cuenta también el respeto de sus residentes habituales como las cabañas de ovejas y cabras.

Decálogo del turista rural sostenible

  1. En carretera: respete las señales de paso de ganado y reduzca la velocidad.
  2. En carretera: al cruzarse con un rebaño sea paciente, su ritmo es distinto.
  3. En carretera: no utilice el claxon, puede asustar a los animales.
  4. En carretera, al ceder el paso al ganado, no baje del coche puede asustar a los animales.
  5. Si pasea por el monte con un perro, llévelo atado si se cruza con un rebaño.
  6. No acercarse a los animales sueltos.
  7. Los perros de los pastores cumplen con su obligación, no interactúe con ellos.
  8. Deje los pasos de las fincas tal y como se encuentran, abiertos o cerrados, el ganadero tiene un motivo para dejarlos así.
  9. No deje restos de su excursión en el campo, tampoco de comida, puede dañar a los animales.
  10. Comprando productos de la zona, apoya a la ganadería extensiva y, por tanto, a la prevención de incendios.
Resumen
Título
Cómo compatibilizar el ganado con el auge del turismo rural
Descripción
Elementos como bocinas de coche, motores y música en los móviles, se han convertido ya en las principales fuentes de ruido ambiental, a los que el ganado que habita el medio rural no está acostumbrado.
Autor