La Academia de Nutrición y Dietética, órgano científico de los dietistas-nutricionistas, ha decidido no renovar acuerdos con la industria, y se declara libre de intereses, animando además a las sociedades científicas a ser más transparentes y seguir este camino.

La Academia Española de Nutrición y Dietética se declara ‘entidad libre de conflicto de intereses económicos’ a través de un documento de postura en el que insta a todas las sociedades científicas, fundaciones, asociaciones y colegios profesionales del ámbito sanitario a que sigan sus pasos. La Academia, voz científica de los dietistas-nutricionistas, ha hecho pública esta declaración y ha manifestado que los profesionales sanitarios deberían hacer un esfuerzo por ser más transparentes, declarar sus conflictos de intereses y evitar “ver amenazada su independencia con subvenciones y dádivas de la industria alimentaria y farmacéutica”.

En los últimos años, la industria alimentaria y farmacéutica ha participado de forma activa y creciente en la financiación de las Sociedades Científicas, Fundaciones y Colegios profesionales. Si bien la mayor parte de estas entidades han mantenido unas relaciones con la industria en un marco colaborativo, constructivo y de buena fe, en la actualidad, esta situación está cambiando, y cada vez es mayor el número de casos de malas prácticas en las relaciones de las organizaciones científicas y profesionales con la industria, señala textualmente el manifiesto.

Sociedades científicas sin acuerdos

Por estas circunstancias, la Academia Española de Nutrición y Dietética, de reciente creación y heredera de la Fundación Española de Dietistas-Nutricionistas (FEDN), ha decidido no renovar voluntariamente los acuerdos con la industria para promover la trasparencia y dejar clara ante la sociedad española la importancia de la independencia científica. Se convierte así —según indican sus responsables— en la única sociedad científica en el ámbito de la nutrición y dietética libre de conflicto de intereses económicos en España.

“Dado el contexto actual de malas prácticas, en que muchas sociedades ceden su logo como avales en anuncios publicitarios dirigidos a la población infantil, hemos querido desmarcarnos y seguir sin contraprestaciones económicas de la industria alimentaria ni farmacéutica para que haya aún más transparencia y no se confunda a la población”, asegura el presidente de la Academia, el Dr. Giuseppe Russolillo, reconociendo que es un paso duro y difícil porque supone un varapalo económico importante para la entidad, y recordando que la Revista Científica de la entidad y el Consejo General de Dietistas-Nutricionistas no ha contado con patrocinios de la industria y que por supuesto, seguirá siendo así.

Además, la Academia ha creado el distintivo ‘Entidad libre de conflicto de intereses económicos’ con el que se podrán distinguir todas aquellas sociedades que sigan sus pasos.

En cualquier caso, el Dr. Russolillo ha querido destacar que “las relaciones con la industria son perfectamente lícitas si se realizan con rigor y transparencia, de hecho, durante mucho tiempo hemos sido patrocinados sin ninguna interferencia”. En el manifiesto se declara que se desea mantener vivo un diálogo abierto que contribuya a la mejora continua, el desarrollo y la innovación de la industria alimentaria y farmacéutica, con el fin de velar por el interés general de la población, pero siempre libre de intereses económicos.

Más transparencia

En el mismo manifiesto, la Academia Española de Nutrición y Dietética, hace un llamamiento a todas las sociedades científicas, Fundaciones, Asociaciones y Colegios profesionales del ámbito sanitario a que inicien un camino hacia la reconversión a organizaciones libres del conflicto de intereses económicos o, en su defecto, hagan público los conflictos de intereses de sus organizaciones y miembros de sus órganos de gobierno.

Además, les piden que implementen protocolos para la total transparencia, la integridad y la equidad en las políticas de salud y relaciones con terceros y por último que retiren los avales científicos que hayan otorgado a marcas de alimentos y bebidas a cambio de contraprestaciones económicas.

En este último punto, la Academia destaca que la retirada de avales publicitados en radio, televisión y prensa es de vital importancia para el bien de la ciudadanía y protección de la salud de la comunidad.

Medidas provisionales para los Congresos

Por otro lado, en el documento presentado por la Academia se asegura que, de momento, y de forma provisional, se permitirá la participación de las empresas del sector de la industria alimentaria en el Congreso de Alimentación, Nutrición y Dietética porque han estudiado modelos de organización de congresos sin conflictos de intereses y ninguno de ellos ofrece garantías suficientes para su organización dada las dimensiones del mismo.

Por otra parte, se considera que el congreso puede ser un buen marco de diálogo con la industria siempre que haya una total transparencia y que en ningún caso sea la industria quien participe en la elaboración del programa científico del congreso y proponga ponencias. Además, se añade que habrá una auditoría externa que controle el proceso de participación de la industria y que los beneficios —en caso que los hubiera— irían destinados a ONG y becas de retorno a los dietistas-nutricionistas.

Resumen
Título
¿Deberían las sociedades científicas estar ‘libres de intereses’ con la industria?
Descripción
La Academia de Nutrición y Dietética, ha decidido no renovar acuerdos con la industria y se declara libre de intereses, animando a las sociedades científicas a ser más transparentes y seguir este camino.
Autor