La temporada de Trufa Negra está en pleno apogeo y en las tierras de Soria, provincia con mayor extensión de tierra trufera de España, se ha encontrado una Trufa Negra (Tuber melanosporum) de un kilo y doscientos gramos. Un ejemplar excepcional que pone de manifiesto que, a pesar de las escasas heladas de este invierno, […]

La temporada de Trufa Negra está en pleno apogeo y en las tierras de Soria, provincia con mayor extensión de tierra trufera de España, se ha encontrado una Trufa Negra (Tuber melanosporum) de un kilo y doscientos gramos. Un ejemplar excepcional que pone de manifiesto que, a pesar de las escasas heladas de este invierno, la temporada de trufa está siendo excelente.

 

 

El curioso ejemplar de Trufa Negra ha sido adquirido por el Hotel Alfonso VIII de Soria que piensa utilizarla, junto con otras, para realizar un importante número de platos con este preciado condimento que es conocido como el “Diamante Negro” de la cocina española. Unas propuestas gastronómicas que podrán degustarse en la Tercera Edición de las Jornadas Gastronómicas de Trufa Negra, que celebra el Hotel Alfonso VIII durante los próximos meses de febrero y marzo.

La Trufa Negra es un hongo comestible que crece bajo tierra, asociado, principalmente, a las raíces de las encinas, aunque también puede darse en bosques de robles, coscojas y avellanos.

Soria, entre los mayores productores de trufa negra

La provincia de Soria cuenta con más de 74.000 hectáreas de masa forestal donde potencialmente puede crecer la trufa negra. De esta superficie, más de 1.800 hectáreas son fincas preparadas únicamente para el cultivo de éste hongo.

Soria es la provincia de Castilla y León más veterana en el cultivo y recolección de este hongo, como lo demuestra el hecho de que más del 30% de la producción nacional de Trufa Negra proviene de esta provincia. A nivel internacional, el 5% de la Trufa Negra que se consume en el mundo proviene también de tierras sorianas.

{jathumbnail off}