El Hotel-Bodega Finca de los Arandinos, una propiedad familiar situada en el corazón de La Rioja, en la localidad de Entrena, ha sido galardonado por Great Wine Capitals, la Red Global de Capitales y Grandes Viñedos, con el prestigioso premio ‘Best Of’ en su categoría de ‘mejor alojamiento’. Great Wine Capitals está compuesto por las […]

El Hotel-Bodega Finca de los Arandinos, una propiedad familiar situada en el corazón de La Rioja, en la localidad de Entrena, ha sido galardonado por Great Wine Capitals, la Red Global de Capitales y Grandes Viñedos, con el prestigioso premio ‘Best Of’ en su categoría de ‘mejor alojamiento’.

Great Wine Capitals está compuesto por las grandes capitales del vino, una red global de nueve ciudades que comparten un activo cultural y económico clave: sus regiones vitivinícolas, de renombrado prestigio internacional. Sus premios Best of Wine Tourism 2013″ reconocen la innovación y la excelencia del mejor turismo enogastronómico a lo largo de las nueve mayores regiones productoras de vino en todo el mundo.

Además del Hotel-Bodega Finca de los Arandinos, los restantes nueve ganadores globales de la edición 2012 han sido los siguientes:

Maison des Vins de Cadillac (Burdeos, Francia), por arte y cultura

La Motte Wine Estate (Cape Town, Sudáfrica), por sus prácticas sostenibles en enoturismo

Yealands Estate (Christchurch, South Island, Nueva Zelanda), por sus prácticas sostenibles en enoturismo

Fattoria Lavacchio (Florencia, Italia), por su alojamiento

Wasems Kloster Engelthal (Mainz, Rheinhessen, Alemania), por su arquitectura y paisajes.

Entre Cielos – Luxury Wine Hotel & Spa (Mendoza, Argentina), por sus experiencias innovadoras.

Quinta do Vallado (Oporto, Portugal), por su arquitectura y paisajes.

Long Meadow Ranch Winery (San Francisco, Napa Valley, EE.UU), por sus experiencias innovadoras en enoturismo.

Cómo es el Hotel-Bodega Finca de los Arandinos

Arandinos-premio2Se trata de una propiedad familiar situada en el corazón mismo de la Denominación de Origen Rioja. Su hotel de 4 estrellas y tan solo 14 habitaciones, posee una arquitectura innovadora y exclusiva, así como un original diseño de interiores, de gran belleza, firmado por David Delfín.

El alojamiento, integrado en la bodega como una extensión más del propio edificio, ofrece a sus huéspedes una completa experiencia entre los viñedos, permitiendo acceder al proceso de elaboración del vino y a una rica gastronomía basada en los productos de la zona y en el concepto de Slow Food, que se ofrece en su Restaurante Tierra, en un ambiente de total relax y contacto directo con la naturaleza.

{jathumbnail off}