La Academia Catalana de Gastronomia hizo entrega anoche, a lo largo de una cena de gala celebrada en la  la antigua fábrica Damm de la calle Rosselló de Barcelona, de los Premis Nacionals de Gastronomia a la cocina catalana, un acto que contó con la presencia del presidente de la Generalitat Artur Mas y el […]

La Academia Catalana de Gastronomia hizo entrega anoche, a lo largo de una cena de gala celebrada en la  la antigua fábrica Damm de la calle Rosselló de Barcelona, de los Premis Nacionals de Gastronomia a la cocina catalana, un acto que contó con la presencia del presidente de la Generalitat Artur Mas y el conseller de Agricultura, Josep Maria Pelegrí.

El galardón al mejor restaurante del año fue para Can Jubany, en la localidad barcelonesa de Calldetenes, muy cerca de Vic, bajo la dirección del chef Nandu Jubany. Como mejor cocinero joven fue elegido Dani Lechuga, del céntrico restaurante barcelonés Caldeni.

El premio a la mejor profesional fue concedido a la propietaria de la panadería artesanal Baluard de la Barceloneta, Anna Bellsolà y como premio especial de la academia, la institución quiso distinguir al chef Francesc Fortí, por su trayectoria al frente del restaurante El Racó d’en Binu, en Argentona, el primer establecimiento catalán que recibió dos estrellas Michelin.

Homenaje previo a Santi Santamaría

El nuevo presidente de la academia catalana, Joan Ras, quiso rendir un tributo, previo a la entrega de los premios, al fallecido cocinero Santi Santamaría, con la proyección de un vídeo en el que el chef de Can Fabes recordaba sus orígenes en el mundo de la cocina y su entrega a este oficio.

La periodista de La Vanguardia, Cristina Jolonch, galardonada ex aequo con en el fallecido Jordi Estadella por la mejor labor divulgativa, tuvo una intervención ante los presentes en el acto elogiando el creciente reconocimiento internacional que la cocina catalana está alcanzando gracias al talento de sus chefs y al trabajo conjunto de muchos profesionales anónimos.

La cena de gala, en esta ocasión homenaje a la cocina tradicional, fue servida por el galardonado Nandu Jubany, quien ofreció un menú consistente en guisantes rehogados con foie, canelones con múrgulas (variedad de setas) a la crema, morro de ternera con cigalas y borracho de plátano y ron.