Los platos que más nos gustan en verano, pero con un toque especial, el que se añade con tan solo enriquecer la receta con alguna de las diferentes variedades de Vinos de Jerez. Ideas diferentes, ya se en forma de maridajes o de combinados, que propone el Consejo Regulador de Vinos de Jerez para este verano.

En total, la Denominación de Origen propone diez ideas de maridajes y dos bebidas combinadas refrescantes para disfrutar, de un modo diferente, los platos veraniegos… y los vinos de Jerez.

Con un toque de Jerez

Sopas frías: gazpachos, salmorejos, ajo blanco y, en general, todas las sopas frías, tienen en una copa de Fino su mejor aliado. El vinagre de Jerez, el aceite de oliva virgen extra y las hortalizas de estos platos suponen un reto imposible para otros vinos.

Para aliños, ensaladas, encurtidos, o cualquier receta con toques ácidos o cítricos, una de las mejores combinaciones es un Fino o una Manzanilla, que equilibran la acidez y le dan gusto salino.

Hamburguesas. Si queremos convertir una hamburguesa en una experiencia gourmet, el Palo Cortado es sorprendente a la hora de acompañar este tipo de platos, ya que potencia los sabores de la carne, aporta un toque especiado a cada bocado y combina a la perfección con sus salsas tradicionales el kétchup y la mostaza.

Frituras de pescado. En el Sur nunca falta en verano el pescadito frito y para disfrutarlo nada mejor que una copa de Manzanilla, que potencia el sabor del pescado y aligera el paladar de la fritura.

Las pizzas son otro clásico de las noches de verano. La masa horneada, la base de salsa de tomate, la untuosidad de una mozzarella fundida son ingredientes que van perfectos con un Fino. Si queremos rozar la perfección solo tenemos que rematar la pizza con unas hojas de rúcula fresca al sacarla del horno.

En una típica barbacoa de carnes y embutidos, lo mejor es jugar con un Oloroso o un Amontillado. El oloroso envolverá y potenciará todos los sabores de las carnes y las especias de los embutidos, mientras que el amontillado pondrá el acento en los toques ahumados y tostados de las brasas.

Y si la se trata de una barbacoa de pescados y mariscos o los tradicionales espetos, lo interesante es ir ganando intensidad en el vino conforme ganemos intensidad en el fuego: Manzanilla para pescados blancos y gambas o langostinos, Fino para los mejillones, navajas, almejas, ostras y Amontillado para los pescados azules como caballa o sardina y también para el pulpo, la sepia y los calamares a la brasa.

La tortilla de patatas es un imprescindible para un día de playa, fácil de transportar y de comer. Una Manzanilla o un Fino convertirán a este plato en toda una verdadera experiencia gastronómica.

En los postres y meriendas también podemos un toque sorprendente, acompañando las elaboraciones con un delicioso Cream. Y si se trata de una copa de helados o una tarta helada, la mejor opción es rematarlo con un generoso chorro de Pedro Ximénez a modo de topping, con unos frutos secos.

Finalmente, si lo que buscamos es esa bebida refrescante que combine con los días de sol, dos propuestas: el Rebujito & Mint, a base de Manzanilla, refresco de lima, menta fresca y una rodaja de lima, o del Cream & Tea, preparado con Cream, refresco de té y una rodaja de naranja.

Resumen
Ideas refrescantes con un toque de Jerez
Título
Ideas refrescantes con un toque de Jerez
Descripción
Los platos que más nos gustan en verano, pero con un toque especial, el que se añade con tan solo enriquecer la receta con alguna de las diferentes variedades de Vinos de Jerez.
Autor