En el encuentro informativo que tuvo lugar ayer lunes, convocado por la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) para dar a conocer el Informe Económico 2011, se destacó que la industria de alimentación y bebidas aumentó un 1,8% sus ventas hasta alcanzar los 83.773 millones de euros, gracias al buen comportamiento […]

En el encuentro informativo que tuvo lugar ayer lunes, convocado por la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) para dar a conocer el Informe Económico 2011, se destacó que la industria de alimentación y bebidas aumentó un 1,8% sus ventas hasta alcanzar los 83.773 millones de euros, gracias al buen comportamiento de las exportaciones que han permitido contrarrestar el estancamiento del consumo interior.

Los datos relativos al consumo doméstico confirman que el gasto alimentario de los hogares españoles sigue descendiendo, aunque en menor medida que en años precedentes, reduciéndose en 2011 un 0,7%.

Supermercados y autoservicios, la primera opción

En cuanto al lugar al que los españoles acuden para hacer la compra, los supermercados y autoservicios siguen siendo el principal canal de distribución de los hogares españoles, con una cuota que ya alcanza el 42%, seguidos por las tiendas tradicionales (18,9%), las tiendas de descuento (15,1%) y los hipermercados (14,6%).

Además, aunque no existen datos oficiales, FIAB estima que el consumo fuera de los hogares ha descendido aproximadamente un 3,1% en el sector de la hostelería y un 2,9% en administraciones, por lo que el consumo total, tras sumar estas cifras a las de los hogares, habría descendido aproximadamente un 1,2% en 2011.

donde-hacemos-compra2Crecen las marcas blancas

La crisis sigue modificando los patrones de consumo de los ciudadanos, orientando su demanda hacia productos más básicos y hacia los de marca del distribuidor, que han visto aumentar su cuota de mercado paulatinamente hasta alcanzar el 35% en 2011, según el Kantarworld Panel.

Previsiones para 2012

En relación a las perspectivas para 2012, el director general de FIAB señaló que “el consumo de los hogares –que representa casi el 60% de la economía española– en alimentación y bebidas seguirá mostrando signos de debilidad este año, al verse afectado por la pérdida de poder adquisitivo y la caída de la renta bruta disponible”

Apuntó, además, que “tanto las ventas como el empleo se mantendrían en parámetros similares a los de 2011”. En el caso del empleo las cifras del sector podrían incluso aumentar ligeramente, mientras que las ventas netas podrían reducirse en un 0,72%, quedando en 83.161 millones de euros a finales de 2012.

{jathumbnail off}