El Parlamento y el Consejo europeos regulan, con un Reglamento de noviembre de 2012, los regímenes de calidad de los productos agrícolas y alimenticios, una disposición que establece las definiciones de Denominación de Origen Protegida (DOP) y de Indicación Geográfica Protegida (IGP).  Se trata de las dos figuras de protección que se aplican a los […]

El Parlamento y el Consejo europeos regulan, con un Reglamento de noviembre de 2012, los regímenes de calidad de los productos agrícolas y alimenticios, una disposición que establece las definiciones de Denominación de Origen Protegida (DOP) y de Indicación Geográfica Protegida (IGP). 

Se trata de las dos figuras de protección que se aplican a los productos agrícolas y alimenticios diferentes del vino y de las bebidas espirituosas, que el Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente distingue de la siguiente manera: 

Denominación de Origen Protegida

En el Reglamento se define una DOP como un nombre que identifica un producto:

– Originario de un lugar determinado, una región o, excepcionalmente, un país,

– Cuya calidad o características se deben fundamental o exclusivamente a un medio geográfico particular, con los factores naturales y humanos inherentes a él, y

– Cuyas fases de producción tengan lugar en su totalidad en la zona geográfica definida.”

Indicación Geográfica Protegida

Igualmente, el Reglamento define una IGP como un nombre que identifica un producto:

– Originario de un lugar determinado, una región o un país

– Que posea una cualidad determinada, una reputación u otra característica que pueda esencialmente atribuirse a su origen geográfico, y

– De cuyas fases de producción, al menos una tenga lugar en la zona geográfica definida.

Lo que tienen en común 

Una DOP y una IGP tienen en común dos características: 

– Que poseen un nombre geográfico (región, comarca o lugar) que se aplica al producto agrícola o alimenticio que procede de esa zona geográfica. 

– Que existe un vínculo o relación causa-efecto entre las características específicas del producto y el medio geográfico de la zona. 

Las diferencias 

Existen dos diferencias fundamentales: 

– En un producto con DOP la producción, la transformación y la elaboración se realiza en la misma zona geográfica; sin embargo en un producto con IGP no es obligatorio que todas las fases se realicen en la misma zona geográfica. 

– En un producto con DOP el vínculo es más estricto que en uno con IGP. 

¿Es mejor un producto con DOP o uno con IGP? 

La calidad de un producto con DOP no es mejor ni peor que la de uno con IGP. Se trata de dos figuras de protección diferentes que sirven para amparar los distintos casos de productos cuya calidad diferenciada se debe al origen.


{jathumbnail off}