Los últimos datos de evolución de la cifra de negocios de los restaurantes y bares comenzaron a mostrar signos de mejora a finales de 2013, según el último informe elaborado por la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR). Después de la negativa evolución que se inició en 2008, la facturación de los establecimientos de […]

Los últimos datos de evolución de la cifra de negocios de los restaurantes y bares comenzaron a mostrar signos de mejora a finales de 2013, según el último informe elaborado por la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR). Después de la negativa evolución que se inició en 2008, la facturación de los establecimientos de restauración encadena cuatro meses consecutivos al alza desde el mes de agosto en que se produjo el primer repunte. El último dato, que corresponde a noviembre, muestra un incremento del 2,8% que supone la mayor subida desde el inicio de la crisis. Esto ha hecho que la facturación de la restauración ha suavizado su caída en 2013 respecto al año anterior hasta -1,7%, frente a la caída interanual del año anterior de -6,2%.

En el alojamiento la recuperación ha tenido un mayor impulso, con incrementos que en este subsector han evolucionado de forma positiva desde el mes de mayo. La evolución media de la cifra de negocios hasta noviembre de 2013 es de un 2,7% frente a la caída del 4,6% del año anterior.

El empleo mejora

El empleo en hostelería también ha mostrado síntomas de mejoría en 2013 con una evolución interanual que fue mejorando según fue avanzando el año. En el primer trimestre se produjo un descenso en el número de ocupados que se suavizó en los tres meses siguientes, pasando a mantenerse invariable en el tercer trimestre para avanzar de forma positiva en los últimos tres meses del año.

En conjunto, la hostelería contó en ese año con una media de 1.320.050 trabajadores ocupados en este sector, según los datos de la EPA. Esto supone prácticamente el mismo número que en 2012, con un ligero descenso de un 0,1%, frente a la caída del 5% que se producía el año anterior.

Por subsectores, frente a las caídas de años anteriores, en restauración se mantiene el empleo y en alojamiento suaviza el descenso. En concreto, los restaurantes y bares dieron empleo a 1.008.025 personas, un 0,1% superior al año anterior, con 1.450 trabajadores más. Esto supone el primer repunte desde el año 2008, en que empezó a descender el empleo en esta rama de actividad.

En el alojamiento el empleo suavizó su caída frente a la fuerte caída que se produjo un año antes. En 2013 el número de trabajadores descendió un 1,1% hasta 312.025 trabajadores ocupados, 3.525 personas menos que un año atrás. En 2012 la caída del empleo fue de un 12,3%.

Por debajo del 1%

Lejos de las subidas de los precios que se producían en los años anteriores al comienzo de la crisis en 2008, superiores al 4%, los restaurantes y bares cerraron 2013 con un incremento medio en los precios de un 0,3% respecto a 2012. A lo largo del año la tasa interanual de los precios de restauración no ha superado el 1%. En tasa intermensual, los precios se han mantenido invariables a lo largo del año con la única excepción del mes de octubre en que aumentó una décima.

En el alojamiento los precios descendieron en diciembre, por quinto mes consecutivo, cayendo un 1,1% interanual. Sólo en los meses de marzo, mayo, junio y julio tuvieron una evolución positiva, siendo el pico más alto, el 1,3% de junio.


{jathumbnail off}