El Jamón de Bellota de Guijuelo ya es considerado junto con el Foie, el Caviar y la Trufa una de las cuatro materias primas gastronómicas de mayor reconocimiento universal. Su prestigio se debe a marcas elaboradores que han sabido conservar el proceso tradicional de crianza y el mimo en su curación, para conseguir un producto gourmet español de fama internacional.

Y a marcas de larga tradición, como FISAN, para quien una de las claves de la calidad de su jamón de bellota son los propios animales, los cerdos ibéricos, por su capacidad de infiltración de grasa. Tienen la facultad de transformar y almacenar grasa en el interior de sus músculos, en su mayoría en forma de ácido oleico (hasta el 60%). Esto le confiere una textura, aroma y sabor únicos y sobre todo lo convierte en un producto muy saludable que, entre otros beneficios, ayuda a combatir el colesterol. En ese sentido, se puede decir que el jamón ibérico de bellota es uno de los pocos alimentos de origen animal cuyas grases se pueden considerar cardiosaludables.

Cuidados que marcan la diferencia

La crianza de los cerdos. Cuidados que marcan la diferencia

La crianza de los cerdos. Cuidados que marcan la diferencia

Otro punto clave es la alimentación y su forma de crianza que se mantiene desde hace cientos, o incluso miles de años. En el caso de FISAN, sus cerdos viven en semilibertad en las dehesas del suroeste de la península ibérica pastando bajo la vegetación predominante en la zona: encinas, robles y alcornoques. Esta libertad de movimiento favorece la correcta infiltración de sus grasas. Además, durante el otoño y el invierno disfrutan de la denominada “montanera”. Esta época es en la que los cerdos comen cientos de bellotas —cada cerdo come nada menos que de 10 a 15 kg de bellotas al día— hasta alcanzar su completo desarrollo. Y son precisamente estas bellotas las que les permiten adquirir unas notas únicas de sabor y aroma, además de ayudar a transformar las grasas en la máxima proporción de ácido oleico (hasta un 60%).

Una circunstancia también clave del sabor único de FISAN es la localización de sus secaderos naturales en Guijuelo. Esta denominación, además de ser la más antigua posee unas características geográficas envidiables. Su climatología fría y seca hace que el jamón de Guijuelo sea más “dulce” y suave que el del resto de zonas.

Pero sin duda, el elemento diferenciador por excelencia que convierte al jamón de bellota FISAN en un producto tan único es el tiempo. Tras varios meses a la ventura de los aires de la sierra se pasa a etapa de curación en las bodegas naturales, donde los jamones reposan durante 3, 4 o 5 años, para finalmente ser destinados a los paladares más exigentes.

2012, la añada más mimada

2012, la añada más mimada. Caja Edicion Limitada

2012, la añada más mimada. Caja Edicion Limitada

El control absoluto de cada etapa y del proceso permite conseguir el sabor tradicional que caracteriza a las piezas FISAN, un aroma y sabor suave y dulce y un gusto exquisito en el paladar. El resultado de tantos meses de trabajo permite a los Sánchez enorgullecerse al afirmar que su marca ofrece el Jamón de Bellota más mimado del mercado. La mejor prueba de ello es la Edición Limitada de sus jamones Gran Reserva Añada 2012 que acaban de presentar en Dspot Studio, el nuevo espacio y taller de creatividad chef Diego Guerrero. Una exclusiva selección de tan solo 55 jamones elegidos desde su crianza que reúnen las condiciones óptimas de morfología, curación y sabor. La Edición Limitada Añada 2012 del Jamón de bellota FISAN Gran Reserva viene en un packaging de lujo. Un elegante estuche con cajón que incluye un cuchillo jamonero, unas pinzas y un delantal. Los más sibaritas podrán hacerse con una de estas piezas únicas por unos 1.050 euros.

El menú de Diego Guerrero

El menú de Diego Guerrero

El menú de Diego Guerrero

Diego Guerrero presentó un menú que invitaba a descubrir en cada plato el toque ibérico de bellota y que incluía varios platos para comer con las manos, para divertirse experimentando y probando:

  • Melón con jamón, clásico plato mediterráneo donde utilizamos la grasa del jamón y una sorpresa las semillas se comen.
  • Boquerón presumido, un boquerón un tanto especial donde se come todo desde la cabeza hasta la cola y descubrirás el sabor ibérico FISAN.
  • Crispy pork bun, “tal y como lo aprendimos en Hong Kong, esponjoso por dentro crujiente por fuera” y, cómo no, relleno de un guiso de cerdo ibérico FISAN.
  • Kokotxa salmón, mantequilla de algas y puntilla marina. Unas kokotxas al pil pil un tanto especiales, el elemento líquido en la salsa lo aporta un caldo de jamón FISAN y la parte grasa la completamos con el tocino, terminando con algas este perfecto mar y montaña.
  • Carrillera de Cerdo ibérico, anticucho de ají mochero y sal de camarones. Carrillera elaborada en dos cocciones, una a baja temperatura y dos en brasa, terminamos con anticucho de aji mochero y sal de camarones.
  • Presa ibérica a la brasa con lonchas de Jamón de Bellota FISAN GRAN RESERVA.
  • Maíz, divertido postre donde hay muchas sorpresas entre ellas una sal de jamón crujiente.

Y ahora, tienda online

Pero, además, estas navidades FISAN estrena su tienda online, donde se puede adquirir toda su gama de productos de las diferentes añadas y recibirlos directamente, desde su secadero de Guijuelo, en cualquier punto de la península ibérica.

En la nueva tienda, aparte de la amplia variedad de productos delicatesen de FISAN, es posible comprar también accesorios muy útiles para cortar y servir el jamón en casa.

Resumen
Título
El Jamón de Bellota más mimado del mercado
Descripción
El Jamón de Bellota de Guijuelo ya es considerado junto con el Foie, el Caviar y la Trufa una de las cuatro materias primas gastronómicas de mayor reconocimiento universal.
Autor