Katz’s, el restaurante neoyorkino conocido internacionalmente por la famosa escena de la película ‘Cuando Harry encontró a Sally’ (1989), en la que la actriz Meg Ryan fingía un orgasmo mientras comía en una de sus mesas en compañía del actor Billy Crystal, ha cumplido 125 años. Aparte de la recordada anécdota cinematográfica, Katz’s se precia […]

Katz’s, el restaurante neoyorkino conocido internacionalmente por la famosa escena de la película ‘Cuando Harry encontró a Sally’ (1989), en la que la actriz Meg Ryan fingía un orgasmo mientras comía en una de sus mesas en compañía del actor Billy Crystal, ha cumplido 125 años.

Aparte de la recordada anécdota cinematográfica, Katz’s se precia de ofrecer el mejor pastrami de Nueva York, elaborado con receta propia desde su inauguración en el siglo XIX: “Los historiadores están de acuerdo: lo único bueno que sucedió en 1888 fue la apertura de Katz’s Delicatessen” dice el establecimiento en su página web. 

Durante los últimos 125 años, este local ha servido no sólo a los vecinos del Lower East Side de Manhattan sino también a cientos de visitantes que pasan a diario procedentes de todo el mundo. Y es que, según aseguran sus responsables, la clave del éxito universal de Katz’s es “haber mantenido intacta la receta original de nuestras sabrosas rodajas de pastrami, un pastrami tan divino que ha salvado las almas de incontables miles de personas que, antes de saborear esta maravilla, habían desistido de encontrar la felicidad”.


{jathumbnail off}