Por noveno año, la Asociación Española de Municipios del Olivo ha fallado el Premio Nacional AEMO, un galardón con el que reconoce la calidad de producción en el sector del aceite, atendiendo a las propias almazaras, sus instalaciones y el manejo que se hace de ellas. En la presente edición, el reconocimiento al Mejor Maestro […]

Por noveno año, la Asociación Española de Municipios del Olivo ha fallado el Premio Nacional AEMO, un galardón con el que reconoce la calidad de producción en el sector del aceite, atendiendo a las propias almazaras, sus instalaciones y el manejo que se hace de ellas.

En la presente edición, el reconocimiento al Mejor Maestro de Molino ha sido otorgado a Francisco Bujalance, jefe de producción de la almazara cordobesa “Cortijo de Suerte Alta” (Albendín (Baena).

Según el fallo del jurado, el premio se ha concedido por “la profesionalidad y el esmero que demuestra en el manejo de esta moderna almazara ecológica, en la que se selecciona escrupulosamente la materia prima entrante, se mantiene una absoluta limpieza en todo el proceso y se clasifican los aceites salientes en la bodega según cata realizada, en primera instancia, por el propio Maestro”.

La Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO) está constituida por 106 municipios, 10 Diputaciones Provinciales, un Consejos Comarcal, un 1 Consorcio y 5 Consejos Reguladores de Denominación de Origen, presentes todos ellos en 7 Comunidades Autónomas, una plataforma que agrupa intereses y esfuerzos para una línea de actuación conjunta en torno a la cultura del olivo.

{jathumbnail off}