Hace tres años que fue cancelada oficialmente, pero eso no impide que se siga celebrando de manera oficiosa y que incluso haya alcanzado una cierta relevancia internacional. Esta excéntrica prueba, The Cheese Rolling (La carrera del queso rodante) consiste en correr colina abajo tras un gran queso del tipo Double Gloucester. El ganador recibe, como […]

Hace tres años que fue cancelada oficialmente, pero eso no impide que se siga celebrando de manera oficiosa y que incluso haya alcanzado una cierta relevancia internacional. Esta excéntrica prueba, The Cheese Rolling (La carrera del queso rodante) consiste en correr colina abajo tras un gran queso del tipo Double Gloucester. El ganador recibe, como era de suponer, un queso.

Este evento deportivo-gastronómico-festivo tiene lugar anualmente el último lunes del mes de mayo en Cooper’s Hill, una colina de la localidad inglesa de Brockworth, cercana al distrito de Gloucester, al oeste del país.

Desde lo más alto de la colina, un punto situado junto a un árbol señalado, la organización lanza un queso de la variedad Double Gloucester con un peso aproximado de 4 kilos al que los competidores deben perseguir y alcanzar, corriendo cuesta abajo a lo largo de la ladera de la colina, un accidentado recorrido de unos 90 metros.

El primero en lograr, no solo atrapar el queso sino llegar con él a la línea de meta marcada, es declarado ganador de la carrera de ese año… y ganador del queso que previamente había rodado.

Los orígenes de The Cheese Rolling al Cooper’s Hill son inciertos, aunque las primeras referencias escritas se remontan, al parecer, a 1836 y es a partir de 1884 cuando el festival se convierte en una competición anual, según las crónicas de diversos diarios locales.


{jathumbnail off}