El sector de bebidas refrescantes espera cerrar e este año 2021 con un crecimiento en torno al 5 %, impulsado fundamentalmente por la hostelería y las versiones bajas o sin calorías, un segmento al que para 2025 se espera que pertenezcan, al menos, el 50 % de las bebidas refrescantes.

Así se recoge en el balance de la evolución del sector que ha hecho la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA) durante su Asamblea, con unas previsiones optimistas para el cierre del año: el consumo se ha recuperado en 2021, especialmente a partir del segundo semestre, con una previsión de crecimiento del 5 % respecto al año anterior, marcado por la crisis sanitaria. Y es que el avance en la vacunación, la recuperación de la hostelería y el turismo, unido a las buenas temperaturas del verano y del otoño, han reactivado la demanda de refrescos.

“El objetivo es que marque el inicio de una nueva etapa. Nos movemos en un contexto complejo, con un marco regulatorio exigente para el sector. Estamos saliendo de la crisis provocada por la pandemia, donde el impacto en la hostelería nos ha afectado especialmente, pero somos un sector resiliente, comprometido, y con un amplia variedad de productos”, explicaba en la asamblea la presidenta de ANFABRA, Sara de Pablos.

Las bebidas refrescantes que más crecen

Siguiendo la tendencia de años anteriores, las bebidas refrescantes bajas o sin calorías siguen ganando cuota de mercado. Los consumidores demandan cada vez más estos productos y desde la industria se responde ampliando las opciones para elegir. Este incremento se produce en todos los sabores y, especialmente, en los refrescos de cola sin azúcar y sin calorías, que crecen casi un 27 % respecto a 2020.

En general, la mayoría de las categorías han evolucionado positivamente, pero las que más suben son las bebidas refrescantes de limón, con un incremento del 18 %, junto con las energéticas (+22 %), las bebidas para deportistas (+9 %), las de naranja (+8,7 %) y las de té (+5,6 %).

En esta reactivación del consumo es clave también la recuperación del turismo y de la hostelería.

Las nuevas tendencias

Entre 2010 y 2020 se ha reducido en un 38 % el azúcar puesto en el mercado español procedente de estas bebidas. España se sitúa entre los países que lideran la reducción de azúcar, superando ya el compromiso de alcanzar una reducción del 33 % anunciado por UNESDA, la federación que agrupa a esta industria en Europa, para la UE en 2025.

Además, el 37 % de los refrescos que se comercializan son bajos o sin calorías y no se realiza publicidad de bebidas refrescantes dirigida a menores de 13 años.

El uso racional de los recursos y la protección del medio ambiente también es prioritario, y desde 2010, el sector ha reducido en un 25 % el ratio de consumo de energía. Además, el 94% de la energía eléctrica que se consume proviene de fuentes renovables.

En cuanto a los envases, el 100 % son reciclables o reutilizables, se ha aligerado en un 40 % su peso desde el año 2000, y se ha aumentado el uso de material reciclado. Así, el 22 % del plástico PET empleado en los envases de las bebidas refrescantes procede del reciclado.

Resumen
La hostelería y las versiones light impulsan el crecimiento de las bebidas refrescantes
Título
La hostelería y las versiones light impulsan el crecimiento de las bebidas refrescantes
Descripción
El sector de bebidas refrescantes espera cerrar e este año 2021 con un crecimiento en torno al 5 %, impulsado fundamentalmente por la hostelería y las versiones bajas o sin calorías, un segmento al que para 2025 se espera que pertenezcan, al menos, el 50 % de las bebidas refrescantes.
Autor