Ya ha finalizado la segunda edición del evento gastronómico y cultural Gastroletras que, coincidiendo este año 2017 con el centenario del nacimiento de Gloria Fuertes, ha inundado el madrileño Barrio de Las Letras de actividades en torno a la poesía.

Y los ganadores de los distintos concursos puestos en marcha en esta iniciativa, Gastroletras 2017, son los siguientes:

La mejor tapa

De las 38 tapas presentadas por los participantes, la propuesta llamada ¡Oh, botella sin vino!, de La Taurina, ha resultado la más valorada por el público. Se trata de un homenaje al poema homónimo del vate peruano César Vallejo en forma de carrillada de ibérico estofada al vino tinto sobre puré de patata trufada.

El mejor poema

Gastroletras 2017, cuyo hilo conductor ha sido la poesía, ha contado además con la participación popular en las variadas actividades culturales programadas, y muy especialmente en los concursos literarios. Al Primer Certamen de Poesía Gastroletras han concurrido obras llegadas de países tan diversos como Cuba, Rumanía, Venezuela, Portugal, Argentina y, por supuesto, España en su mayoría.

De los más de 200 poemas de temática gastronómica recibidos, un jurado compuesto por el sociólogo, escritor y periodista Miguel Ángel Almodóvar, el guionista, pintor y escritor Álvaro López de Quintana y la agencia Vivavoce Comunicación, han concedido el premio a Cinta Cano Barbudo, por el poema Hedonismos, que dice así:

De todos los placeres

que a la supervivencia se acomodan

me quedo con aquél que aúna mis sentidos

en festín irredento, celebrando

la conversión al arte de las necesidades

y hace de cada día una sorpresa,

obra y milagro de lo expuesto a la mesa.

El inicio es inexorablemente una mirada:

en ocasiones una explosión cromática,

Otras veces paisaje más austero,

gamas de verdes o cálidos marrones,

acompañados las más de las veces

por el fogoso escarlata:

inevitable, frecuente maridaje.

Tras el flechazo

estallan simultáneos tacto y oído:

Apabullado ante múltiples tramas

deseo acariciar, como niño que explora,

Las viandas crujientes, el resbalar viscoso

de ese nuevo alimento, la suavidad etérea

Del espeso jugo que ornamenta un pedazo

de vida transformado en elixir de la nuestra.

Y me embeleso mientras saboreo

lo que en principio dio sentido a mis fosas nasales.

Y mientras colmo a mis papilas

Agradezco al mundo las benditas sensaciones

que unos y otros hacen posibles:

hidrato mi memoria de líquidos vergeles,

consciente al fin de la inmortalidad indiscutible

de esos artistas de lo efímero,

que a diario reúnen a las nueve musas

para satisfacción de nuestras exigencias

y en los mejores casos

para perecedero regocijo de estos

(insaciables)

espíritus que, antojadizos siempre, nos habitan.

El mejor micropoema

Finalmente, el ganador del Concurso de Micropoemas ha sido el opúsculo Un domingo cualquiera, de Justo Sánchez Fernández.

Resumen
Título
La mejor tapa y el mejor poema de Gastroletras
Descripción
Ya ha finalizado la segunda edición del evento gastronómico y cultural Gastroletras, y ya se conocen los ganadores de los distintos concursos puestos en marcha en esta iniciativa.
Autor