Los españoles cada vez tienen una mayor conciencia respecto a la alimentación y sobre cómo ésta puede ayudar a reducir el estrés y aportar una mayor felicidad. De hecho, hasta un ochenta y cinco por ciento de las personas consultadas cree que lo que comemos afecta a nuestras emociones.

Al menos así se deduce de un reciente estudio realizado por Thermomix con la compañía internacional de investigación de mercado Mintel, que recoge Barcelona Culinary Hub, y que indica que debido al confinamiento, a las restricciones, y el estrés al que la sociedad se ha visto sometida los últimos meses, las personas han buscado momentos de felicidad también a través de la alimentación, con caprichos que reconfortan.

Alimentación y estado emocional

En este sentido, vendedores minoristas de toda Europa apuntan la subida en la venta de productos como chocolates, patatas fritas o helados durante el inicio de la crisis sanitaria, algo que va en línea con otra de las conclusiones de este estudio, que asegura que el 74 % de los encuestados disfrutan más con alimentos que les recuerdan a su pasado, acudiendo a productos de su infancia, siendo los más demandados los snacks dulces y salados.

Pero no solo ha aumentado el consumo e interés por estos productos, sino que además —y siempre según este estudio— el 46 % de los consumidores han incorporado a su dieta alimentos que mejoran el sistema inmunitario, porcentaje que aumenta hasta el 59 % cuando se trata de jóvenes de entre 25 y 35 años. En este sentido, el consumidor europeo cada vez elige una mayor cantidad de productos biológicos, libres de pesticidas, conservantes y componentes químicos.

También el cierre de la hostelería y el auge del teletrabajo ha llevado a que aumente el interés por cocinar en casa, de modo que al introducirse en este mundo culinario, muchas personas necesitan inspiración para elaborar recetas rápidas y fáciles. Por eso, las redes sociales, donde los videos cortos y los consejos culinarios son muy numerosos, no dejarán de ser fundamentales, sobre todo para los más jóvenes. Así mismo, el estudio revela que una vez acabe la pandemia, el 38 % de los españoles llevará a cabo una planificación de sus comidas con el objetivo de exprimir al máximo los beneficios de todos los ingredientes.

Y, finalmente, el estudio refleja que está aumentando la demanda por los productos locales, ya que, desde la pandemia, el 34 % de los españoles compran más en los comercios locales. Los productos de confianza y la mejor relación calidad-precio también siguen siendo la mejor opción y, con ello, la transparencia en los ingredientes.

Resumen
Sobre la relación entre tipo de alimentación y estado emocional
Título
Sobre la relación entre tipo de alimentación y estado emocional
Descripción
Los españoles cada vez tienen una mayor conciencia respecto a la alimentación y sobre cómo ésta puede ayudar a reducir el estrés y aportar una mayor felicidad. De hecho, hasta un 85 % de las personas consultadas cree que lo que comemos afecta a nuestras emociones.
Autor