Durante la ‘Jornada sobre exportación agroalimentaria a Japón’ que, organizada por el MAGRAMA se celebró ayer viernes, se analizaron diversos datos relativos a este país asiático y a las posibilidades de exportación que ofrece para las industrias agroalimentarias españolas. En este sentido, se expuso cómo Japón es un país que, aunque ha perdido la segunda […]

Durante la ‘Jornada sobre exportación agroalimentaria a Japón’ que, organizada por el MAGRAMA se celebró ayer viernes, se analizaron diversos datos relativos a este país asiático y a las posibilidades de exportación que ofrece para las industrias agroalimentarias españolas.

En este sentido, se expuso cómo Japón es un país que, aunque ha perdido la segunda posición, quedando como tercera potencia mundial tras China en los últimos años, aún cuenta con un PIB que dobla al de India y un PIB per cápita 10 veces superior al de China.

También se destacó la posición de España en ese mercado, señalando que a día de hoy es el quinto proveedor de la UE en cuanto a producto agroalimentario. Entre las categorías más vendidas al país nipón están los productos cárnicos, pescados y marisco, vinos y grasas y aceites (aceite de oliva principalmente).

La importancia de la imagen

Analizando las claves que facilitan la exportación a Japón se incidió en la importancia que tiene la imagen de productos como el jamón ibérico en este país, que sirven de tarjeta de presentación para toda una gran variedad de productos españoles que pueden encontrar su sitio allí.

Puntos en común con España

También se explicó cómo un país aparentemente tan lejano tiene mucho en común con España en lo gastronómico y lo cultural. En este pinto, la directora de internacional e investigación en diseño del Centro Tecnológico Andaluz de Diseño (Surgenia), señalaba que “el gusto por la buena comida es algo común tanto en España como en Japón, así como la presencia en nuestra dieta de grandes cantidades de arroz y de pescado, pues España está junto a Japón en las primeras posiciones de consumidores per cápita de pescado de todo el mundo”.

Conocer su cultura

Igualmente recomendaba a las empresas que quieren hacer negocios en Japón “que hagan un esfuerzo por conocer la cultura de Japón y se acerquen al cliente japonés sin perder su identidad y poniendo en valor su historia, pues es algo que valorarán en alto grado.»

Artículos relacionados

Jornadas sobre exportación agroalimentaria a Brasil, Japón, India y China

Las claves para exportar vino a Japón

En marcha Spain Gourmet Tokio

300 japoneses aprendiendo a cortar Jamón Ibérico Andaluz

Verano japonés para los vinos españoles

{jathumbnail off}