El veintiséis por ciento de las food-startups españolas tienen actividad internacional, un dato muy positivo si se compara con el grado de internacionalización de las Pymes españolas en general que, según el ICEX, se cifraría en un cinco por ciento.

Es una de las conclusiones que se extraen del último estudio de Eatable Adventures, presentado en el evento Think Global, enmarcado en su plataforma Gastroemprendedores que, para celebrar sus tres años de existencia reunió el pasado 18 de febrero, en el madrileño espacio CÓMO, a un extenso número de los más de 22.500 emprendedores que conforman la comunidad.

Un encuentro en el que se presentaron las conclusiones del Estudio sobre internacionalización de startups españolas de alimentación, bebidas, restauración y tecnología aplicada al sector, realizado por la aceleradora Eatable Adventures y, cuyo dato más revelador es que el 26 % de las startups españolas tienen actividad internacional, algo muy positivo si se compara con el 5% de las Pymes españolas, según el ICEX. Efectivamente, la internacionalización no está en nuestro ADN, pero en un mercado ultra conectado y competitivo como el actual, adoptar una visión global desde el inicio es fundamental.

El estudio indica que este cambio ya es evidente en las startups creadas hace menos de dos años, que son las que demuestran mayor propensión internacional aunque sus cifras sean modestas: entre el 1 y el 5 % de sus ventas. Precisamente, el gran salto se produce a los tres años, cuando la facturación internacional comienza a superar el 15 %.

Oportunidades para las food-startups

Otra de las conclusiones que se extraen del informe sería que es el momento de construir grandes marcas globales y fomentar acuerdos de colaboración y coinversión de la industria de alimentación en startups. En este sentido, según José Luis Cabañero, fundador y CEO de Eatable Adventures, “los Venture Capital extranjeros desean encontrar buenos proyectos españoles enfocados a alimentación y bebidas; los buscan porque su interés por invertir en ellos es creciente, de ahí que sin plan de negocio global no haya inversión; siguen siendo tendencia los productos envasados ecológicos, orgánicos y, por supuesto, veganos, sin pasar por alto el campo, extensísimo y sin fronteras, en Restaurant-Tech; de hecho, las startups de ambos sectores son las que más facturan fuera de España”.

Cabañero puso el acento en la tecnología (IOT, Middleware, IA, gestión de cashflow, omnicanalidad, mercados bilaterales, transaccionales, gestión de clientes y revenue management) así como en BioFoodTech, donde España revalida que es una gran potencia. A la hora de pasar a la acción, es decir, construir una marca verdaderamente global, el CEO de Eatable Adventures compartió consejos como aprovechar al máximo las redes sociales, convertir el inglés en el idioma natural, potenciar la gestión de comunicación internacional y tener presencia en foros globales.

Resumen
Título
Las food-startups españolas, cada vez más internacionalizadas
Descripción
El 26 % de las food-startups españolas tienen actividad internacional, un dato muy positivo si se compara con el de las Pymes españolas, un 5 % según el ICEX.
Autor