En el plazo de cinco años, un total de 150 gasolineras de la red de la petrolera Repsol ofrecerán al público la venta de diversos productos de comida rápida de la cadena norteamericana Burguer King, entre ellos sus conocidas hamburguesas. El acuerdo suscrito entre las dos grandes multinacionales dará lugar a una macrofranquicia –la mayor […]

En el plazo de cinco años, un total de 150 gasolineras de la red de la petrolera Repsol ofrecerán al público la venta de diversos productos de comida rápida de la cadena norteamericana Burguer King, entre ellos sus conocidas hamburguesas.

El acuerdo suscrito entre las dos grandes multinacionales dará lugar a una macrofranquicia –la mayor de España y de la Unión Europea- que bajo el nombre de ‘Autoking’ comenzará su implantación en Madrid con cinco restaurantes en sus correspondientes estaciones de servicio, para posteriormente extenderse al resto del país.

1500 nuevos puestos y 50 millones de inversión

La operación comercial prevé la creación de alrededor de 1.500 nuevos puestos de trabajo, una media de 10 personas por punto de venta y será Repsol quien asuma tanto las nuevas contrataciones de empleos como la inversión necesaria para la puesta en marcha del proyecto, una cifra que se estima en unos 50 millones de euros.

Para Burguer King, la alianza supone su mayor acuerdo firmado en desde su implantación en 1975 en Europa con su primer restaurante precisamente en España, en la calle Princesa de Madrid. Actualmente la cadena norteamericana cuenta con un total de 463 establecimientos establecidos a lo largo de todo el país.

Para Repsol, el acuerdo se enmarca plenamente dentro de su estrategia de diversificación, que supone extender su actividad a otro tipo de negocios externos a la venta de combustible.