Los españoles hacen un consumo moderado del aperitivo tipo snack, con una frecuencia de alrededor de dos veces a la semana, y entre 30 y 50 gramos por ración. El momento estrella elegido por los consumidores es la tarde, en un 65 % de los casos, y al 87 % les parece que ese momento es ideal para charlar en reuniones con amigos.

La Asociación de Fabricantes de Aperitivos (AFAP) ha impulsado un nuevo estudio para conocer los hábitos y actitudes del consumidor español ante los productos de aperitivo tipo snack. El estudio, realizado por Nielsen en marzo de este año, ha contemplado el desarrollo de 818 entrevistas, con representación geográfica, a personas de entre 18 y 65 años divididas en cinco grupos: 18-24 años, 25-34, 35-44, 45-54, y más de 55 años, que consumen aperitivos al menos una vez al mes.

Entre las principales conclusiones del estudio destaca el rol sociabilizador de los aperitivos: el ‘momento aperitivo es compartido con familiares y amigos, moderado (cantidades entre 30 y 50 g.) y se produce, eminentemente, por la tarde y por placer (se presta una especial atención al sabor y al disfrute). Estas variables se mantienen en todos los segmentos geográficos y de edad contemplados en el estudio.

Los productos de aperitivo tipo snack aúnan dentro de esta categoría de alimentos las patatas fritas, productos de aperitivo a base de cereales como el maíz, trigo, arroz, centeno, etc. (palomitas de maíz, tortillas, chips, tortitas y aperitivos fritos y extrusionados), los frutos secos (almendra, avellana, nueces, cacahuetes, pistachos, piñones, pecanas, anacardos, macadamias), semillas como las pipas de girasol o de calabaza, y las frutas desecadas (ciruelas, uvas pasas, dátiles, higos secos, orejones de albaricoque).

En casa, por la tarde y en compañía

Los resultados del estudio muestran un comportamiento homogéneo por parte del consumidor español.

  • El consumo de aperitivos se realiza, mayoritariamente, en casa. Así lo demuestran los porcentajes de consumo de patatas fritas (94 %), frutos secos (92 %) y resto de aperitivos (91 %), frente al consumo fuera del hogar (hostelería o calle), que alcanza el 58 %, 47 % y 45 % respectivamente.
  • Cuando se consume fuera de casa, el consumo de aperitivos se realiza sobre todo en hostelería o en la calle, en menor proporción, en el trabajo. Los frutos secos son los que más se consumen tanto dentro como fuera de casa con 2,8 y 1,9 de frecuencia por semana. El grupo de más de 55 es el que más los consume, con una media de 3,4 semanal y los de 18 a 24 años los que menos, con 2,2.
  • En cuanto al momento de consumo, los consumidores prefieren la tarde. Los de 18 a 24 años son los que más consumen patatas fritas en este horario (71%), mientras que el grupo de 25-34 y el de 35-44 hacen lo propio con los frutos secos (ambos con 71%) y los de 45-54 con otros snacks (69%).

Por placer y por sabor

Otro aspecto a destacar es el motivo de consumo de aperitivos:

  • El consumidor español toma productos de aperitivo por placer y porque le gusta el sabor (ambos con porcentajes de mención en poco más 60 % para patatas, frutos secos y otros snacks). El 69% de los de más de 55 años considera que un consumo moderado de snacks puede formar parte de una alimentación equilibrada.
  • Continúa destacando el importante papel de los productos de aperitivo como vehículo de sociabilización vinculado a momentos de convivencia y ocio. Así lo confirma el 56% que lo hizo consumiendo patatas fritas en familia, el 45% que lo hizo con frutos secos y el 49% con otros snacks, en una tendencia muy similar a la de 2014.
  • El consumo por ocasión es muy moderado, no llega a 50 g. y no ha variado respecto al de hace 2 años.

Con amigos y con familia

En cuanto a la percepción de los consumidores sobre los aperitivos:

  • El 87 % los considera un producto perfecto para amenizar reuniones con amigos y/o familia. En este ámbito, los de 18-24 años son los más entusiastas, con un 88%.
  • Además, más de la mitad de los consumidores entrevistados (67%) consideran los aperitivos un tentempié idóneo y afirman que comer aperitivos ocasionalmente está perfectamente integrado en una dieta sana (60%).
  • El consumidor entre 45 y 54 años en un 53% de los casos y el de más de 55 años (49%) se inclinan por acompañar las patatas con bebidas de baja gradación (cerveza, vino, vermut), mientras que los de 25-34 acompañan estas mismas bebidas con otros snacks.
Resumen
Título
Los hábitos respecto al momento del aperitivo tipo snack
Descripción
Nuevo estudio para conocer los hábitos y actitudes del consumidor español ante los productos de aperitivo tipo snack.
Autor