Los hogares españoles han incrementado en un 1,8% el consumo de pan durante los meses de mayo de 2012 a abril de 2013 con respecto al mismo periodo del año anterior, sumando un volumen total de compra, en sus distintas variedades y en ese periodo de4 tiempo, de 1.667.336. 250 kilos. Sin embargo, el gasto […]

Los hogares españoles han incrementado en un 1,8% el consumo de pan durante los meses de mayo de 2012 a abril de 2013 con respecto al mismo periodo del año anterior, sumando un volumen total de compra, en sus distintas variedades y en ese periodo de4 tiempo, de 1.667.336. 250 kilos. Sin embargo, el gasto se ha mantenido estable debido a que el precio medio de este producto se contrajo un 1,9%, lo que ha supuesto un gasto total de los hogares españoles de 3.903.011.500 euros.

Así se desprende de los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que ha analizado, en el marco del Panel de Consumo, la importancia del pan en la cesta de la compra de los hogares españoles, y la evolución de las tendencias en el gasto y el consumo de este producto.

En cuanto al consumo per cápita, este se situó en los 36,12 kilos por persona y año, constatándose que el presupuesto medio destinado a este producto ha supuesto el 5,75% del gasto destinado en los hogares a la alimentación.

Cambio de tendencia

Tras un periodo de varios años con caídas pronunciadas, en 2012 cambiaba la tendencia y los españoles aumentaban el consumo de pan, una situación que, as la vista de estos datos del Panel de Consumo, se mantiene en 2013 con los primeros meses del año arrojando también cifras positivas, lo que podría confirmar un cambio en los hábitos nacionales relativos al consumo de este producto.

La variedad de ‘pan fresco/congelado’ es la más consumida en los hogares. En el periodo mayo 2012 a abril 2013 supuso el 84,2% del volumen del mercado, habiendo aumentado su compra un 1,5% en relación al mismo período del año anterior. Este incremento se debe al aumento en el consumo del Pan Fresco Integral que se incrementó en un 14,3% y del ‘pan fresco sin sal’, que aumentó un 18,2%.

El 15,8% restante del pan consumido en el hogar es de la variedad de ‘pan industrial’. En los últimos 12 meses la compra de esta variedad se ha incrementado un 3,3%, registrándose crecimiento en el consumo de sus dos variedades: ‘fresco’ con un aumento del 3,5% y ‘seco’ que se ha incrementado en un 2,7%.

 Las costumbres de compra

De acuerdo con los datos del estudio se comprueba que más de 4 de cada 10 kilos de pan se adquieren en la tienda tradicional, habiéndose mantenido casi estable sus compras. Las cifras muestran también que el 51,2% del pan que se consume en el hogar se compra en el canal dinámico (hiper, súper, tienda descuento) habiendo aumentado sus compras un 3,1%, en los últimos 12 meses, destacando sobre todo el incremento de los hiper (6,9%) y de las tiendas descuento (5,7%).

El perfil del consumidor intensivo de pan son hogares numerosos (más de 4 personas), formados por parejas con hijos de edad media y mayores, al igual que las parejas adultas sin hijos, cuyo responsable de la compra tiene más de 50 años y vive en poblaciones pequeñas/medianas de hasta 10.000 habitantes. Destaca el hecho de que los hogares formados por adultos independientes, a pesar de no ser los consumidores más intensos, fueron los que más incrementaron su consumo per cápita en el último año móvil.

Por Comunidades Autónomas, las más consumidoras de pan son: Navarra, Galicia y Castilla y León. Por el contrario, en Baleares y Madrid es dónde menos se consume este alimento.


{jathumbnail off}